Pide IMSS evitar consumo excesivo de bebidas energéticas

Su consumo puede ser aún más dañino en pacientes que padecen hipertensión o sufren algún tipo de estrés. 

Pachuca

Adriana Bustamante Cruz, coordinadora delegacional de Atención a la Salud en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Hidalgo, indicó que las bebidas "energéticas" se emplean como un estimulante mental y físico por cortos periodos; generalmente contienen cafeína, taurina (un aminoácido componente de la proteínas) y glucuronolactona, un tipo de carbohidrato.

Explicó que tras su ingesta, los sistemas sanguíneos de los pacientes se alteran de tal modo que genera trastornos de coagulación, lo cual genera la formación de coágulos que; es así como se incrementa el riesgo de sufrir un infarto, incluso entre población joven.

Su consumo puede ser aún más dañino en pacientes que padecen hipertensión o sufren algún tipo de estrés, sobre todo cuando se consumen en exceso o cuando se mezclan con alcohol, además de que incrementan la intoxicación etílica y provocan una mayor resaca.

En general, se toman para mantener la energía durante periodos de actividad física intensa o después del ejercicio, pero lejos de rehidratar, contrariamente pueden llevar a la deshidratación.

Advirtió que otras reacciones adversas de las bebidas "energéticas" son trastornos con los electrolitos, náuseas, vómitos e irregularidades en el ritmo del corazón.

El IMSS Hidalgo destacó que los efectos de estas bebidas dependen de la susceptibilidad de quienes las consumen, tras unas horas después de haberlas ingerido, también pueden aparecer dolores de cabeza, dilatación de las pupilas, taquicardia, hipertensión arterial, nerviosismo e hiperactividad.