Persisten quejas en contra de CFE en la región de Tula

En lo que va del presente año suman en promedio 100 quejas de igual número de usuarios quienes acusan a la CFE de no llevar un buen control en cuanto al consumo de luz.

Tula de Allende

En la región Tula-Tepeji no cesan las quejas ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en contra de la paraestatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) por supuestos cobros excesivos en el consumo de energía eléctrica doméstica y por malos tratos de personal que labora en citada empresa.

Por ejemplo en lo que va del presente año suman en promedio 100 quejas de igual número de usuarios quienes acusan a la CFE de no llevar un buen control en cuanto al consumo de luz.

Es decir que ya que no revisan minuciosas a los medidores y se van por la lectura fácil: "estimado", lo que provoca que los recibos les llegue altos.

Lo antes dicho según usuarios les imposibilita pagar puntualmente, y por lo mismo les terminan cortando el suministro de energía eléctrica.

Por tal motivo varias víctimas han recurrido a la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica (ANUEE) para solicitar apoyo y asesoría lo mismo a los del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

El propósito es elaborar conforme a la ley una queja contra la paraestatal de cara a que se sancione estos abusos.

Además de pedir a la dependencia para que intervenga y cesen estos casos, dado que los principales afectados son los usuarios del servicio doméstico.

Según estadísticas, el año pasado se registraron alrededor de 20 mil quejas de igual número de esta región de la entidad.

De acuerdo con la ANUEE, con sede en Tlaxcoapan, el promedio diario de quejas presentadas ante la Profeco es de cuatro provenientes de 12 municipios que conforman esta zona del estado.

Informó que existen casos de usuarios a quienes les llega de hasta 20 mil pesos el recibo, cuando con antelación pagaban hasta 3 pesos bimestrales.

A lo anterior se suma, dice la ANUEE la refacturación, la cual también se le dificulta pagarla el tiempo y el forma a los usuarios y termina suspendiéndoles el servicio.

La agrupación adherente al SME, señala que otro factor por el que también se queja la ciudadanía es porque regularmente el personal de la CFE les corta el servicio y terminan robándose el cable, mismo que se lo terminan cobrando a los usuarios al pedir la reconexión.

Sobre esto último señala la el interés de los de la CFE radica en juntar grandes cantidades de cable de cobre para venderlo y hacerse de un recursos adicional.

Añade que el asunto no termina ahí sino que también hay casos en los que el personal de la paraestatal se roba los medidores antiguos de luz, bajo el argumento que deben sustituirlos por los medidores digitales de prepago.