Perciben mujeres menos salario

Al año las hidalguenses dejen de percibir alrededor de 864 pesos en comparación con los hombres. 
Mujeres perciben un menor salario.
Mujeres perciben un menor salario. (Archivo )

Pachuca

El director de Planeación y Evaluación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Hidalgo (STPSH), Alfredo Melo Juarico, informó que en el estado de Hidalgo la brecha de género en cuanto a percepción salarial es de 2 pesos con 40 centavos, pues mientras las mujeres reciben 228.00 pesos por un jornada de 8 horas los hombres, en el mismo periodo obtiene un pago de 230.40 pesos.

Explicó que esto en conjunto hace que al año las hidalguenses dejen de percibir alrededor de 864 pesos en comparación con los hombres, pese ha haber prestado sus servicios por un periodo laboral similar.

Mencionó que se espera reducir esta brecha salarial con las acciones que el gobierno del estado de Hidalgo ha encaminado para incentivar la igualdad de género.

El funcionario recalcó que según la Encuesta Nacional de Ocupación de Empleo (ENOE) realizada durante el cuarto trimestre del 2013 y dada a conocer en días pasados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), a nivel nacional el salario estándar de las mujeres es de 246 pesos con 40 centavos por jornada laboral de ocho horas, mientras que el de los hombre llega a los 252 pesos por el mismo lapso de tiempo.

Este mismo Instituto señala que en el país existe una brecha de género también en seguridad social, pues aunque en los últimos años las mujeres han aumentado su participación en el mercado laboral, hasta 2012 por cada diez hombres ocupados que contaban con los beneficios propios de la seguridad social derivados de un vinculo laboral y relacionados principalmente con los sistemas de pensiones o jubilaciones, así como con el acceso a servicios de salud, sólo cinco mujeres ocupadas se encontraban en la misma situación.

El INEGI indicó además que esta desigualdad de género existe en el trabajo doméstico no remunerado; en promedio las mujeres dedican a estos quehaceres entre diez y veinte horas semanales más que los hombres, y entre ocho y quince horas semanales más al cuidado de otros, condición que se ha incrementado en el periodo 2008 a 2012.