Operará la Refinería Bicentenario en 2020

Cinco años después de lo previsto, el complejo de refinación que inició su construcción con el presidente Felipe Calderón será concluida y funcional 
La actual refinería de Tula es la segunda con mayor producción.
La actual refinería de Tula es la segunda con mayor producción. (Archivo)

Pachuca

Será en 2020, cinco años después de lo previsto, cuando la Refinería Bicentenario que se construye en Tula (desde 2010) entre en operaciones, según previsiones de la Secretaría de Energía (SENER).

La inversión programada para este proyecto es de 149 mil 500 millones de pesos.

La nueva planta procesadora de crudo considera un nuevo
tren de alta conversión con proceso
de coquización y capacidad de procesamiento de 250 mil barriles por día, de tipo Maya (pesado). Además, contempla el traspaso de 76 mil barriles diarios de residuo de vacío proveniente de la actual refinería de Tula, la Miguel Hidalgo. Asimismo tendrá 17 plantas de proceso, principales y complementarias, según especifica el documento Prospectiva de Petróleo y Petrolíferos2013-2027 de la SENER.

El plan original para la segunda planta de refinación
en Hidalgo preveía su entrada en operación en 2015; sin embargo, de acuerdo con este informe, será cinco años más tarde cuando inicie funciones el complejo en el que actualmente se realizan trabajos de ingenierías, después de que fue construida la barda perimetral y una celda para la disposición de desechos sólidos urbanos. Este año aún no se prevé iniciar con la edificación de la red de oleoductos.

El documento señala que hasta 2019 Pemex Refinación (PR) mantendrá una capacidad nominal de procesamiento de crudo de un millón 690 mil barriles diarios, considerando las seis refinerías actuales. En dicho año, estas plantas nacionales procesarán un máximo de un millón 385 miles de barriles.

“No obstante, en 2020 se contempla la entrada en operación de la nueva capacidad de refinación con 250 mil barriles diarios adicionales, por lo tanto se incrementará la capacidad instalada del Sistema Nacional de Refinación a un millón 940 mil barriles diarios y una capacidad de procesamiento de un millón 628 mil barriles diarios en ese mismo año, la cual se incrementará hasta un millón 653 mil barriles en 2027”.

De 2013 a 2027, los principales proyectos de inversión en refinación de la paraestatal, que contempla disponer de un presupuesto acumulado de 602 mil 800 millones de pesos, son la Refinería Bicentenario, que absorbería 24.8 por ciento del total de estos recursos; la reconfiguración de su similar de Salinas Cruz, 7.7 por ciento; la reconfiguración de la base de Salamanca, 7 por ciento, y el resto en acciones para mejorar la calidad de las gasolinas en el país y obras como el descuellamiento de poliductos, la reubicación y construcción de nuevas terminales de almacenamiento y reparto (TAR), y optimización de los trenes de coquización de Cadereyta y Madero.

Según información de la Cámara de Diputados, para 2014, se destinarán para el nuevo complejo de refinación dos mil 239 millones de pesos para trabajos preparativos para el acondicionamiento del polígono, más otros 36 millones para el proyecto integral ambiental.

En abril de 2009, Petróleos Mexicanos dio a conocer que Tula era la mejor opción para la construcción de una nueva planta procesadora de hidrocarburos, “ya que en el aspecto logí¬stico tiene una mejor ubicación y resultará más barato en términos de infraestructura y de distribución de productos refinados hacia la zona Centro-Occidente, que consume 60 por ciento de la demanda de nacional de productos destilados, con un déficit de suministro de 57 por ciento”.

En esa fecha la Federación emplazó al gobierno de Hidalgo con 100 días naturales para que donara un polígono de 700 hectáreas para la obra, de lo contrario se construiría en Salamanca. El Ejecutivo estatal lo adquirió con una deuda pagadera en 20 años por mil 500 millones de pesos.

PROYECTO CALIDAD DE COMBUSTIBLES

-Dentro del portafolio de inversión de PR también se encuentra la actual base en Tula. En lo que corresponde al proyecto de Calidad de Combustibles, en su Fase Gasolinas que tiene como objetivo homologar la calidad de la gasolina PEMEX Premium y PEMEX Magna con los estándares internacionales. La ejecución del proyecto se pretende realizar en tres fases de obra (o fases de refinerías): la primera con las refinerías Salamanca-Tula, segunda con las refinerías Cadereyta-Madero y la tercera con las refinerías Minatitlán-Salina Cruz. Se estima que el inicio de estos proyectos sea entre los años 2014 y 2015.

La siguiente Fase es la de Diesel, cuya finalidad es producir diesel de 15 partes por millón (ppm) como máximo de azufre en peso; para lograrlo, es necesaria la instalación de plantas de hidrotratamiento y modernización de unidades de diesel existentes. Para esta Fase, el inicio de operación está programado para el periodo 2015- 2017.

En ambas, Pemex Refinación estima destinar 58 mil 700 millones de pesos.

Según la Secretaría de Energía las refinerías de Tula y Salina Cruz presentaron la mayor producción petrolíferos al cierre de 2012, 23 y 21.8 por ciento del total de producción, respectivamente.

Claves

Compromiso de EPN

-La refinería Bicentenario fue un compromiso de Enrique Peña Nieto con Hidalgo; sin embargo, no inaugurará el complejo en su administración, ya que culmina en 2018.

-Recientemente, el director de Pemex, Emilio Lozoya, reconoció que por “restricciones presupuestales” la obra no se realizaría conforme al plan original.

-México construyó su última refinería en 1979, mientras que la demanda de gasolinas ha crecido a 3.4 por ciento anual entre 1980 y 2008.

-Aunque las refinerías de Tula y Salina Cruz presentaron la mayor producción petrolíferos, en 2012 registraron una disminución en la producción de destilados...

-Principalmente de gasolinas, en comparación con 2011, el cual fue de -5.2% en  Tula, y -6.6% en Salina Cruz, en Oaxaca.