Municipios deben participar en el crecimiento económico

Rezago tecnológico y falta de competitividad, evidente en Hidalgo: AnibalTerrones Cordero investigador de la UAEH
Urge difinir política industrial.
Urge difinir política industrial. (Archivo)

Pachuca

El rezago tecnológico y la falta de competitividad en el estado de Hidalgo son evidentes, por lo cual urge definir una política industrial, que contemple la participación activa de los municipios, de forma tal que los planes municipales de desarrollo, superen el nivel de cumplimiento de ley para ser instrumento del fomento al crecimiento económico, apuntó el científico de la UAEH Aníbal Terrones Cordero en la investigación Tópico de Economía Ecológica y de Desarrollo Regional.

El investigador llegó a dicha conclusión, luego de estudiar el grado de investigación y desarrollo de nuevos productos, servicios y proceso que tiene las empresas de la zona de Pachuca, Tizayuca, Tula- Tepeji y Tulancingo.

El resultado de esta acción, en cuanto a tecnología fue que el 25.8 por ciento de las empresas ubicadas en la región de Tizayuca y Pachuca generan su propia tecnología.

El 32 por ciento de las compañías cuentan con un proyecto de desarrollo tecnológico, en tanto el 67.8 por ciento no lo tiene. La zona con un porcentaje más alto es Tizayuca, lo cual se explica por el parque industrial que ha dado cabida a empresas que ven a la tecnología como un elemento importante de crecimiento.

Por otra parte, se destaca que Ciudad Sahagún (no obstante que es una zona donde existen grandes empresas) la mayoría, el 70 por ciento no cuenta con recursos económicos para el desarrollo de sus productos; la media alcanzada por empresa que cuenta con dinero para invertir es de 59.8 por ciento.

Las zonas más tecnificadas son las que menos recopilan ideas para emprender nuevos procesos de producción, tal es el caso de Ciudad Sahagún con 78 por ciento. Tula- Tepeji y Pachuca con 71 por ciento.

El 78 por ciento de las empresas encuestadas por los científicos de la UAEH no realizan gestión tecnológica.

Ninguna de las nombradas compañías tiene idea de lo que se quiere decir con "gestionar el conocimiento": para ellas, el saber los pasos para realizar sus productos es suficiente para trabajar.