Multa para ATC podría ser de $1 millón 300 mil

La empresa que se incendió en Atitalaquia tendrá que realizar acciones de compensación.
El estallido industrial causó impacto y riesgo ecológico.
El estallido industrial causó impacto y riesgo ecológico. (Francisco Villeda/Cuartoscuro)
Entrevista a Salvador Aguilar (Axel Chávez)

Pachuca

A un año del incendio de la fábrica de químicos ubicada en Atitalaquia, Agroquímicos ATC, el procurador estatal de Protección al Ambiente, Salvador Aguilar Rivera, informó que tras valorar las circunstancias por las que se originó el accidente, los daños causados y las autorizaciones de impacto y riesgo ecológico, están por definir la sanción a la que será acreedora la empresa, además de las acciones de compensación y mitigación que deberá cumplir, sin posibilidad de volver a establecerse en territorio estatal.

La máxima multa económica que podría pagar esta industria que se dedicaba a elaboración de pesticidas es la equivalente a 20 mil días de salarios mínimos, un millón 300 mil pesos, aproximadamente, además de cumplir con la reforestación en todo el perímetro que comprende el terreno donde se ubicó Agroquímicos y como compensación podría donar  material que contribuya a disminuir la contaminación.

“La semana antepasada, junto con el director general de gobernación (Alberto Escamilla Vital), se acercaron los representantes legales y nos explicaron que no va a operar la empresa, que están dispuestos a cumplir con la sanción y las medidas de compensación y mitigación que les aplique esta institución. Están sujetos a lo que nosotros determinemos y a cumplirlo.

“A más tardar en abril tendremos una resolución, porque hay que meterse con jurisprudencia,  debe estar debidamente fundada esta sanción a efecto de que no se vayan amparar estas gentes, que por lo que comentaron están dispuestos a sujetarse a lo que dicte la Procuraduría”, dijo el funcionario.

Reveló que recientemente, en un inspección que realizaron en algunos bancos pétreos localizados en la región Tula-Tepeji verificamos las condiciones en las que se encuentra actualmente dicha empresa, la cual dejó de operar desde la contingencia del año pasado.

“Está totalmente fuera de operación, reemplazamos los sellos de clausura para que la gente tenga muy presente que ésta sigue vigente.

“Desmantelaron las naves e inclusive tengo entendido que quieren vender el terreno, están en el trato con particulares. Pero está fuera de operación, desmanteladas las naves que sufrieron el colapso, están las oficinas abandonadas desde hace casi un año, porque el incidente fue el 7 de abril de 2013”, indicó.

Esta sanción es independiente a la que emitirá la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), también por definir.

Daños ambientales

Las autoridades en el estado afirman que no existen daños a la salud por la explosión de la empresa; sin embrago, vecinos del municipio de Atitalaquia asocian diversos males a este acontecimiento.

La Asociación de Afectados por Agroquímicos ATC informa es su cuenta de Facebook que la contaminación que produjo el incendio afectó a los campos, mermó la producción de granos y otros cultivos, además de acusar indiferencia del gobierno para atender estos sucesos.

Incluso, afirma que “ya son varios decesos a causa de la explosión de ATC. Al diagnóstico de los enfermos lo llaman neumonía atípica. Lo que en realidad desconocimos desde el principio fueron los efectos secundarios de la explosión”.

En su oportunidad, el senador perredista Isidro Pedraza Chávez, a través de un punto de acuerdo,  instó a la Profepa a remitir un informe detallado respecto al daño ambiental ocasionado ATC.

También pidió que la Secretaría de Salud realizara los estudios médicos conducentes y revise las condiciones, así como los posibles daños de las personas afectadas a causa de la explosión de químicos tóxicos. Mientras que el gobernador Francisco Olvera aseveró que no había ningún daño a la salud.