Muere una persona al explotar polvorín en Tlaxcoapan

La persona fallecida era trabajador sindicalizado del área de Servicios Públicos del ayuntamiento; se indicó que el gobierno municipal desconocía que se dedicara a la fabricación de fuegos ...

Tlaxcoapan

Una persona muerta fue el saldo de una explosión ocasionada por un polvorín en la colonia El Salitre del municipio de Tlaxcoapan, cerca de la zona de Tula.

Los hechos se registraron alrededor de las 17:00 horas, en la calle Emiliano Zapata, de la colonia Morelos en un lugar conocido como "El Salitre" ubicado a un poco más de un kilómetro de la cabecera municipal en unos cuartos habilitados como bodegas donde almacenaban entre otras cosas pólvora.

En el lugar perdió la vida Arturo Reséndiz Hernández de 32 años, quien debido a la intensidad de la explosión, sus restos quedaron esparcidos en un radio aproximado de 30 metros.

Por otra parte, su hijo de 12 años resultó con crisis nerviosa por lo que fue trasladado al hospital regional Tula Tepeji. De acuerdo a vecinos del lugar, el impactó se sintió a más de un kilómetro de a la redonda, lo cual causó alarma entre la población.

En entrevista, el secretario municipal Eric García García informó que el ahora occiso era trabajador sindicalizado del ayuntamiento municipal e indicó que el gobierno municipal desconocía que Arturo Reséndiz se dedicara a la fabricación de fuegos pirotécnicos.

Por otra parte, Eric García señaló que el ayuntamiento no cuenta con un registro de este tipo de negocios, toda vez que no tenían la facultad de expedir permisos para estas actividades.

Al lugar arribaron elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) así como de Protección Civil de los municipios de Tlaxcoapan y Tlahuelilpan, quienes estarán a cargo del levantamiento y posterior destrucción de la pólvora que no había sido quemada en la explosión para evitar futuros accidentes.

Personal del Ministerio Público realizaron las dirigencias de rigor y posteriormente ordenaron el levantamiento del cuerpo. Cabe mencionar que al arribar los elementos de la Sedena, habitantes del municipio denunciaron la existencia de otras bodegas en la colonia Los Tepetates dedicados a la fabricación de explosivos y fuegos pirotécnicos.