Marlinde Von Ruhs ofrece trazos libres

Por sexta ocasión, la artista austriaca expone en la Galería Vértice.
Marlinde Von Ruhs Jalibert, conjuga los estilos abstracto e impresionismo moderno.
Marlinde Von Ruhs Jalibert, conjuga los estilos abstracto e impresionismo moderno. (Fabricio Atilano Ochoa)

Guadalajara

Espíritu libre es el título de la exposición individual de Marlinde Von Ruhs Jalibert, muestra que reúne un pequeño fragmento de su vasta producción. Estrenada en días pasados en la galería Vértice, la muestra se compone de 22 piezas de la artista de origen austriaco. En ella conjuga dos estilos, el abstracto y el impresionismo moderno, enfrascados en una temática: la naturaleza de la vida.

Las raíces artísticas de Von Ruhs se remontan a los días en los que ella tenía dos años de edad; afirma que comenzó a pintar a temprana edad, hacia los cuatro años de edad e incluso en los años infantes llegó a recibir premios. Su inspiración siempre ha sido la naturaleza, los movimientos y la energía de los animales, lo que le permite aseverar que la vida es su musa.

“La naturaleza tiene tan poco espacio en nuestra visión humana, lo material siempre invade todo ese espacio”, opina la pintora, quien llegó a México en 1968 motivada por los Juegos Olímpicos que tuvieron lugar en el país.

Comparte que como pintora ha recorrido varias partes del mundo: toda América y Europa; ha vivido, por temporadas, en Austria, Francia, Estados Unidos y México, donde ya suma 20 años. Describe que la gente, los paisajes y el clima son los principales aspectos que la enamoraron en esta nación, mismos que retrata en sus cuadros, que describe como el reflejo de los lugares en los que ha estado.

Afirma que a lo largo de los años, su estilo se ha convertido en “automático”, ya no cree necesario seguir recetas o buscar los misterios del color “pues es algo que se da de manera natural, llega un momento en el que no importa la temática y la técnica sino el hecho de expresar un sentimiento” explica.

En sus obras es posible advertir rasgos como su fidelidad al óleo, material que combina con la plata y el oro plasmados “brutalmente” en la tela. Una prueba de ellos son sus trazos libres y expresivos.

La artista hace alusión a otro austriaco: Mozart, pues se identifica con él en “el espíritu libre, como creadores, es el tipo vida que tenemos en Austria. Lo que tomes de la vida es todo lo que puedes plasmar en tus obras”.

Un ejemplo es que el año pasado comenzó a tener ciertos problemas de vista, por lo que pidió a su ama de casa que colocara ciertos colores en su paleta y de esa manera logró sus trazos por medio de la sensibilidad, comentó.

La exposición inaugurada el 11 de octubre continuará en Galería Vértice (Lerdo de Tejada 2418), durante todo el mes. La entrada es libre.