CRÓNICA | POR HORACIO RODRIGO

"Llegaron a mi tienda con orden de cateo y amedrentaron"

Decomisos, incautan mercancía por ser supuestamente ilegal.

"Por 20 años he adquirido mercancía en el DF para ofrecerla acá en Tulancingo a buen precio, no me la robé", asegura uno de tantos comeriales afectados. 

Los propietarios llegaron con facturas y actas para respaldar la propiedad de sus mercancías.
Los propietarios llegaron con facturas y actas para respaldar la propiedad de sus mercancías. (Horacio Rodrigo)

Tulancingo

Desde las 9 de la mañana de este sábado el lobbie del Hotel la Joya de Tulancingo fungió como centro de asesoría a comerciantes afectados de los operativos realizados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) durante esta semana.
20 personas de la Secretaría de Finanzas del estado de Hidalgo, encabezados por el Sub Secretario de ingresos José Badillo Marino llegaron e instalaron las mesas de atención, en donde se recibieron quejas y documentos fiscales que pudieran comprobar la procedencia de la mercancía decomisada.
Con un gesto de timidez, pero al mismo tiempo de malestar, los propietarios de los negocios llegaron desde los primeros minutos con facturas, actas, notas de remisión y otros documentos que respaldaran la propiedad de su mercancía que les fue arrebatada.
Debido a que muchos establecimientos carecen de la totalidad de los documentos que se solicitan y a que se contó con poco tiempo para la difusión del evento, para después de las tres de la tarde tan solo habían acudido al rededor de 40 comerciantes, menos del 30 por ciento que fueron despojados de su mercancía a mitad de semana.
Personal de Gobierno del Estado en base a los documentos presentados, hicieron un análisis que posteriormente explicaron a los afectados, quienes reconocieron su poco conocimiento en materia fiscal, pero en base a ello se realizó una evaluación para determinar si eso era suficiente para reclamar su mercancía.
Ahí mismo los auditores que brindaron sus conocimientos a los afectados, revelaron la forma en como actuarían para negociar o presionar al Servicio de Administración Tributaria y el embargo se suspenda.
Al medio día hubo una pequeña manifestación de un grupo de comerciantes que interrumpieron la asesoría.
Hugo Francisco Ruíz Hernández presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Tulancingo (CANACO) explicó que son comerciantes conocidos como la familia Cázares que intentaron desviar el motivo real de estas audiencias.
"Un grupo de inconformes que no son gente o familiares de personas afectadas intentaron echar a bajo estas mesas de trabajo, después se platicó con ellos y se les hizo entender que no era el momento para estas manifestaciones".
La jornada fue transcurriendo con poca afluencia de comerciantes afectados, dado que muchos al adquirir su mercancía sin factura de por medio, no tienen forma de comprobarlo.
"Es que este es parte de un proceso, lo primero fue el incautar mercancía y a parte de que es probable no recuperarla, en 10 días hábiles tememos que se empiecen a aplicar multas que sería un golpe durísimo para todos".
Caso por caso se fue analizando, propietarios de tiendas de ropa de procedencia americana, de calzado y de bisutería cuya mercancía principalmente es de origen asiático, pero que adquirieron en la zona centro del Distrito Federal.
"Vamos a una tienda del centro del DF, en donde no pedimos factura porque nos cobran el IVA y eso hace que se incremente el precio, por eso la compramos sin pedir comprobante y podamos vender la mercancía a un buen precio y no perder a nuestros clientes".
Algunos otros reconocieron que compraron sus artículos en puestos ambulantes de zonas como Tepito y la Lagunilla, que por lo mismo no pueden expedir documentos fiscales.
"Por 20 años he adquirido mercancía en el DF para ofrecería acá en Tulancingo a buen precio, no me la robé, la pague y me la traje en mi camioneta, creo que ese es el caso de muchos que estamos aquí", comentó José Juan Juárez comerciante de ropa.
Prepotencia, intentos de extorsión, insultos, decomiso de documentación oficial como credenciales de elector, permisos de conducir y patentes comerciales, fueron otras de las quejas que se recibieron.
"Llegaron a mi tienda sin orden de cateo y con insultos trataron de amedrentarnos, me pidieron mi IFE y el de mi esposa, se lo llevaron sin explicarnos porque y más de 100 chamarras, sin dejarnos ningún documento".
Después de las 5 de la tarde, el presidente de la CANACO Tulancingo anunció que para el próximo martes se sostendrá otra reunión con personal de la Secretaría de Finanzas de Gobierno del Estado para dar un diagnostico de la situación y en base a ello el miércoles viajar a la ciudad de México en donde ya se tiene concertada una cita con altos funcionarios del SAT y buscar una solución que no afecte a los comerciantes locales.
"La diputada Federal Emilse Miranda ya nos consiguió una cita, ira una representación del gremio comercial afectado, gente del Colegio de Abogados y de Finanzas del Estado para crear un frente común y se frene este proceso".
También se dio esperanza a los locatarios que no cuentan con la suficiente documentación para acreditar su mercancía, ya que se buscará una alternativa para que no pierdan sus productos decomisados.