Inversión de 900 mil pesos para restaurar pisal de Byron Gálvez

Los trabajos consistieron únicamente en la reparación de los daños sufridos a algunos mosaicos por golpes o fisuras, y se realizaron a partir de septiembre al mes de noviembre de 2013.
La obra de Byron Gálvez, es de las más reconocidas entre los hidalguenses, y requirió de 7 millones de mosaicos en 32 mil metros cuadrados.
La obra de Byron Gálvez, es de las más reconocidas entre los hidalguenses, y requirió de 7 millones de mosaicos en 32 mil metros cuadrados. (Arturo González)

Pachuca

El gobierno de Hidalgo informó del gasto de 900 mil pesos para la restauración de la losa pictórico de Byron Galvez en el Centro Cultural Ben Gurión, sobre el cual se realizará en febrero de 2014 un concierto masivo en beneficio de la Casa de la Mujer Hidalguense.

Según informó la Unidad de Información Pública Gubernamental del Poder Ejecutivo, la restauración del popular pisal estuvo bajo la responsabilidad de Eva Linda Beloglovsky Schiller, viuda del autor de la monumental obra, una adjudicación directa por ser ella la que cuenta con los derechos de autor de la obra y por lo tanto es la única que puede realizar dichos trabajos.

El monto de los trabajos fue de 900 mil pesos más IVA, y consistieron únicamente en la reparación de los daños sufridos a algunos mosaicos por golpes o fisuras, y se realizaron a partir de septiembre al mes de noviembre de 2013.

Esta losa pictórica, dedicada a las mujeres del mundo, es la obra de Byron Gálvez más reconocidas entre los hidalguenses, y requirió de 7 millones de mosaicos en 32 mil metros cuadrados, ubicada en un complejo cultural que ideó para albergar un festival internacional de arte contemporáneo, además de una galería en el lugar que hoy ocupa un museo dedicado al futbol.

Pero no es la más importante aportación del artista originario de Mixquiahuala, también figura un mural escultórico en Los Ángeles, California, considerado por esta obra en un pionero del arte urbano, y un mural en el Conservatorio Nacional de Música.

Gálvez abarcó en sus creaciones la escultura, el grabado, el dibujo y la pintura; para su formación plástica fueron fundamentales sus viajes a Europa y sus visitas a los museos más importantes de aquel continente.