Inflación es el peor enemigo para las empresas en México

El director del programa de economía y finanzas del ITESM Campus Santa Fe, dijo que existe una fuerte preocupación porqie crezca la deuda del país.
Raymundo Tenorio Aguilar: "es bueno tener una buena macroeconomía".
Raymundo Tenorio Aguilar: "es bueno tener una buena macroeconomía". (Edith Castillo)

Pachuca

La inflación es el enemigo número uno de las empresas porque les impide recuperar su inversión, y en este inicio de año ha habido un incremento importante en el índice inflacionario en México, lo que pone en riesgo a las empresas, señaló Raymundo Tenorio Aguilar, director del programa de economía y finanzas del ITESM Campus Santa Fe.

Señaló que si bien es cierto el incremento inflacionario no es tan grave o por lo menos no se asemeja a algunos registrados en años más críticos como en 1982 o 1995; sin embargo sí ha encendido las alarmas; aunque señaló que también una deflación sería muy perjudicial, pues significaría que las empresas no están sacando su producto porque la gente no tienen dinero para comprar.

En una charla con empresarios hidalguenses, el especialista en materia económica señaló que si bien es cierto que este año se espera mejor que el pasado, eso no significa que vaya a ser un buen año para las empresas y alertó que si sigue este ritmo tan lento en el ejercicio del gasto público no se van a entregar buenas cuentas al final del año.

Asimismo, señaló que a pesar de las reformas que han sido aprobadas en meses pasados como la Financiera, la Hacendaria, los resultados no se verán de manera inmediata y al menos en los próximos cuatro o cinco años "vamos a seguir pagando aumentos en tarifas de gas y electricidad".

Al mismo tiempo sostuvo que existe una fuerte preocupación en las empresas y en la academia porque crezca la deuda tanto interna como externa del país, pues se complicarían las finanzas de muchos años; aunque dijo que hasta el momento se ha hecho un buen manejo de la deuda externa y México tiene una gran capacidad de pago.

Existe la preocupación en que este gobierno se acostumbre al déficit, dijo, "pues el problema es que con un déficit crónico es que no habría reforma que lo solucionara, de hecho en unos años se tendría que hacer una reforma exclusivamente para solventar este déficit". Además, dijo, el gobierno le quitaría la oportunidad de recursos de financiamiento a particulares.

Asimismo señaló que si bien es bueno tener una buena macroeconomía, el gobierno se debe preocupar también en lo micro, que es lo que impacta directamente en la población, pues de poco sirve tener un país con grandes reservas si la gente no tiene con qué comer, por lo que criticó a quienes plantean políticas enfocados en lo macro y no en lo emergente.

"Es bueno tener una buena macroeconomía, pero no es suficiente porque lo que la gente tiene en sus bolsillos da la idea de estancamiento".

De ahí, que lo que debe hacerse ahora, dijo, es acelerar y mantener el crecimiento, mejorar la distribución del ingreso y desde luego mantener la estabilidad macroeconómica; aunque también se debe ser un país justo con las empresas y no asfixiar a las mismas de siempre con toda la carga tributaria, como es el caso actual.

"México es un país bastante injusto en términos fiscales y eso les pesa a las empresas". Eso, dijo, repercute también en el salario de los trabajadores y en general en el nivel de vida de las familias.