Reciben policías estatales terapia por estrés laboral

De acuerdo con un estudio aplicado por el IFP, un buen porcentaje de los oficiales de policía carecen de estabilidad emocional, personal y laboral. 
Los agentes viven situaciones impactantes con mucha frecuencia.
Los agentes viven situaciones impactantes con mucha frecuencia. (CUARTOSCURO)

Pachuca

El Instituto de Formación Profesional de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo implementó en la formación de los policías una materia de derechos humanos con la finalidad de evitar la tortura, además de aplicar terapias grupales psicológicas a los oficiales debido al nivel de estrés al que se encuentran sometidos diariamente.

De acuerdo con un estudio aplicado por el IFP, un buen porcentaje de los oficiales de policía carecen de estabilidad emocional, personal y laboral, lo que los conduce a una situación de divorcio, según los resultados del estudio aplicado por la institución.

El reporte sostiene que la mayoría de los agentes de seguridad pública carece de mecanismos para manejar el estrés, lo que afecta en las conductas y repercute en el estado de salud de los oficiales, enfermedades, trastornos alimenticios, obesidad, relaciones sentimentales, y algunas frustraciones.

El objetivo de implementar los cursos de derechos humanos además de algunas pláticas grupales es disminuir el estrés laboral para formar una policía profesionalizada, debido a que en años anteriores debido a la presencia de grupos criminales, los policías comenzaron a generar estrés postraumático, a consecuencia de lidiar con ejecuciones, amenazas, enfrentamientos, infiltraciones, detenciones y muertes.

Durante los estudios aplicados a policías que acudieron a cursos de actualización sobre derechos humanos, directivos del IFP de la SSPH detectaron que los agentes de seguridad pública, requieren de terapias psicológicas, derivado de presenciar un hecho traumático como el del auto bomba en el municipio de Tula de Allende.

Los estudios revelaron que los policías suelen descargar el estrés con la familia con su modo de ser, además de mostrar otra parte con amigos, pero la terapia también es requerida para mejorar las conductas de los oficiales.

El informe sostiene que el estrés laboral, los hace cometer errores que les va a impedir ascender en lo laboral e incluso a mejorar la comunicación con la familia, esposa, hijos y ello puede derivar en divorcios en el caso de los matrimonios.

Parte de los estudios aplicados a los oficiales de policía, revelaron que los agentes estatales que vivieron esas etapas de enfrentamiento desarrollaron temor de viajar en la batea de las patrullas, y constantemente permanecían alerta de manera inconsciente, lo que no les permitía mantener una estabilidad emocional, ni laboral y los remitía a cometer errores en el desempeño de sus funciones.