IMSS Hidalgo exhorta a mujeres a realizarse el Papanicolaou

La coordinadora delegacional de Enfermería en Prevención y Atención a la Salud en el IMSS Hidalgo, informó que el cáncer cérvico- uterino es curable si es detectado y tratado a tiempo.

Pachuca

El Papanicolaou es un estudio clínico que identifica lesiones precursoras de cáncer cérvico-uterino, acompañado de estudios más especializados, respalda el diagnóstico y tratamiento oportuno, con la finalidad de disminuir la morbilidad y mortalidad por este padecimiento.

El grupo de riesgo al cual se le aplica es a mujeres de 25 a 59 años de edad y menores si ya iniciaron su vida sexual, si tienen más de tres años sin realizarse la detección, con padecimiento de enfermedades de transmisión sexual frecuentes o maternidad antes de los 18 años de edad; realizándoseles cada año.

Carmen Oropeza Cruz, coordinadora delegacional de Enfermería en Prevención y Atención a la Salud en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Hidalgo, explicó que se trata de una toma de muestra para su posterior evaluación de células del cérvix, que se puede realizar cuando la mujer no se encuentra en su periodo de menstruación o cursando con tratamiento médico por medio de óvulos o cremas vaginales; las molestias no son mayores a las de una exploración ginecológica.

Por medio de este procedimiento también se pueden observar las condiciones del cuello de la matriz y de la vagina, con el objetivo de buscar anormalidades como ulceraciones, sangrado o tumoraciones.

Cuando en la exploración física se observan inflamaciones graves, ulceraciones, o tumores en el cuello, la paciente es enviada a consulta con el especialista para iniciar los estudios epidemiológicos pertinentes, principalmente ante un caso probable de cáncer cérvico- uterino.

Si a la entrega de los resultados el estudio emite una respuesta negativa, pero con proceso inflamatorio y presencia de hongos y bacterias, la mujer es remitida al Servicio de Ginecología con el objetivo de iniciar tratamiento contra la cérvico vaginitis y repetir el estudio dos meses después.

La Delegación del IMSS Hidalgo puntualizó que en caso de que el resultado indique una citología cervical anormal: infección por Virus del Papiloma Humano, displasia leve, moderada, grave (cáncer in situ); cáncer invasor, carcinoma de células escamosas, adenocarcinoma u otros tumores malignos, la mujer será tratada en su Unidad de Medicina Familiar y trasladada al servicio de especialidad correspondiente.

Carmen Oropeza Cruz destacó que las derechohabientes pueden tener la seguridad y confianza de que todo el material empleado en la realización de este procedimiento es desechable o estéril, manejado de acuerdo con los procedimientos institucionales normados.

Recordó a las derechohabientes y población en general que el cáncer cérvico- uterino es curable si es detectado y tratado a tiempo, por lo que es de suma importancia seguir las recomendaciones del médico familiar respecto a la realización periódica de estudios de evaluación, como el Papanicolaou.