[Historia] Seres extraños se pasean en las oficinas de gobierno

"Escuchamos y vemos a personas que se pasean por los pasillos los días que está cerrado el edificio, no lo creen pero los han visto".
Palacio de Gobierno en el Estado de Hidalgo.
Palacio de Gobierno en el Estado de Hidalgo. (Héctor Mora)

Pachuca

El Palacio de Gobierno hidalguense, edificio que a diario recibe a cientos de personas, algunas con ánimos tranquilos, otras no tanto. Con tanto vigor humano es de esperar que cuando está vacío quede mucha energía en sus oficinas.

Poco se sabe que en sus pasillos circulan seres que parecen negarse a toda costa dejar el inmueble, y no nos referimos a burócratas, sino a aquellos que no siquiera son de este mundo y por lo tanto no están interesados en trámites.

Cuenta un ex guardia, hombre ya retirado que dedicó tres décadas a vigilar la entrada, que era común que los fines de semana tuvieran visitantes inesperados.

"Más de una vez venía 'alguien' a vernos. En una ocasión mi pareja de guardia y yo esperábamos a nuestro jefe. Estabamos en el primer o segundo piso, ya no me acuerdo bien, pero clarito vimos como alguien pasó por las escaleras de abajo.

"No vimos bien sus facciones pero de que pasó caminando pasó. Mi compañero fue a buscarlo, se tardó un mucho, media hora, y cuando regresó nada. Se metió a todas las oficinas y nada, y cuando le preguntamos al guardia de afuera negó que haya llegado el jefe que al final ni fue", contó el hombre.

Pero las historias se extienden a otras generaciones, como las secretarías que deben de quedarse a hacer guardia los fines de semana. Una de ellas platicó a sus amigas que no contento con hacerles la broma de desaparecer un fantasma llega a tener contacto físico con ellas.

"Escuchamos y vemos a personas que se pasea por los pasillos los días que está cerrado el edificio. Varios no lo creen pero todos lo han visto por lo menos una vez, pero a varias de nosotras ya hasta nos jalan o hablan al oído", aseguró la chica.

"Es como si quisiera hablarnos; unos dicen que aquí se murió alguien y podría ser su fantasma, pero la verdad nadie sabe si esa historia es verdad", comentó.

Si alguna vez va a Palacio de Gobierno y le ocurre algo extraño ya sabe, a lo mejor es el fantasma del lugar.