[Historia] Extraños avistamientos generan incertidumbre

"Estaba cenando con mis hijos y escuchamos que el viento empezó a soplar de una forma muy extraña..."
Algunos describieron el suceso como "un gran trozo de metal que se iba incendiando".
Algunos describieron el suceso como "un gran trozo de metal que se iba incendiando". (Cortesía)

Tulancingo

La noche del miércoles, las corporaciones de rescate y seguridad recibieron diversas llamadas de pobladores reportando el avistamiento de un objeto extraño en los cielos de Cuautepec y Tulancingo, algunos lo describían como una bola de fuego y otros como un objeto de metal que se iba incendiando.

Pablo Hernández, agricultor y originario de la comunidad de Xocopa, fue uno de los pobladores que vieron y escucharon este objeto, ademas de otros fenómenos similares que de la misma forma desconcertaron a la ciudadanía.

"Estaba guardando mi herramienta, eran como las 9 de la noche, cuando de repente el viento empezó a sentirse más fuerte, de repente alce la cabeza y vi un objeto brillante a gran velocidad que iba en picada".

A pesar de ser una localidad con poca población, fueron muchos los ciudadanos que dieron a conocer sus testimonios y que solicitaron la intervención de las autoridades.

"Estaba cenando con mis hijos y escuchamos que el viento empezó a soplar de una forma muy extraña, salimos y vimos a la distancia una bola gigante de fuego a gran velocidad que después se perdió, no era una avión o helicóptero, era como una nave", relató Jacinta Cruz.

Por muchos años la llamada "ciudad de los satélites" ha sido escenario de estos avistamientos que intriga a sus pobladores, así como a personas que llegan de otras parte del país e incluso del mundo a saber de estos fenómenos.

"Preguntamos a las autoridades de aquí y nos dicen que no era nada o que no saben, pero algunas personas de la ciudad de México han venido a preguntarnos que era lo que vimos, graban nuestros testimonios y nos piden todos nuestros datos".

La poca claridad de las autoridades por falta de interés en investigar este tipo de sucesos, ha provocado que los habitantes hagan sus propias conjeturas y especulaciones, asegurando que son naves provenientes de otros planetas.

"Las noches en que pasan este tipo de sucesos extraños no podemos dormir, llamamos a la policía y a los bomberos, pero pocas veces tenemos suerte de que vengan; hasta el momento no ha pasado nada, pero seguimos con la duda de saber que es realmente lo que vimos y escuchamos", contó Marcela Reyes productora de leche.