Hidalgo superó el cólera en 2013

El 22 de septiembre pasado, el secretario de Salud estatal, Pedro Luis Noble Monterrubio, hizo pública la posibilidad de casos de cólera en Hidalgo.
El cólera ha alejado a los turistas
El cólera ha alejado a los turistas (Cortesía )

Pachuca

El 2013 será recordado en Hidalgo como el año que regresó el cólera. Fue en medio de la crisis climatológica provocada por el paso de los huracanes Ingrid y Manuel cuando el problema estalló en la huasteca hidalguense, pero no se le puede atribuir a las lluvias esta situación.

El 22 de septiembre pasado, el secretario de Salud estatal, Pedro Luis Noble Monterrubio, hizo pública la posibilidad de casos de cólera en Hidalgo. Ese día el funcionario dio el banderazo a las unidades de hospitales móviles asignadas a la huasteca a consecuencia de las intensas lluvias, en cuyo acto admitió que había casos en estudio por la enfermedad.

Tres días después la Secretaría de Salud federal hizo oficial ocho casos de cólera latamente virulento en diferentes municipios de la entidad. El caso más grave fue el de una mujer mayor de edad en Huejutla que al par de días de contraer la enfermedad falleció.

Tras la confirmación de los enfermos, la titular de la SSA federal, Mercedes Juan, se trasladó a Hidalgo para hacer una valoración de la situación encontrando el siguiente panorama: la mujer que falleció tenía cólera, enfermedad que le complicó la diabetes que sufría y eso le terminó causando la muerte.

Los primeros casos de cólera se registraron antes de las lluvias, pero por el desbordamiento de ríos la posibilidad de que la bacteria de la enfermedad se expandiera era alta, situación que a la semana se presentó.

La circunstancia provocó que las autoridades levantaran una alerta sanitaria en torno a la entidad, la cual pese a que no era la única con casos de la enfermedad, sí registraba a más del 90 por ciento de los pacientes.

Durante octubre, la SSH y la SSA realizaron más de 46 mil 611 visitas a casas de 118 comunidades en la entidad con el objetivo de tomar muestras de sus habitantes, llevar pastillas para purificar sus almacenes de agua y darles información sobre cómo evitar más contagios.

“Se repartieron 4 mil 782 sobres de Vida Suero Oral; 18 mil 213 frascos de placa coloidal; se otorgaron 19 mil 649 pláticas y cloraron 43 millones de litros de agua; además de continuar con la difusión a través de perifoneo en Náhuatl y Castellano, así como lonas, trípticos, dípticos y carteles informativos del tema, repartiéndose un total de 11 mil materiales”, informó la SSH sobre las acciones que llevaron a cabo las diversas instancias de gobierno.

Semana tras semana, las autoridades sanitarias daban información sobre el avance de la enfermedad en la entidad, siempre respaldando el hecho de que no se trataba de una epidemia ya que los contagios entraban dentro de lo esperado.

Hasta la semana 49 epidemiológica de la SS federal, en Hidalgo había 160 casos de los 184 casos confirmados de cólera en el país. Sólo otras tres entidades tuvieron algún enfermo: Distrito Federal, Estado de México y Veracruz.

El tema del cólera fue abordado en la Quinta Reunión Extraordinaria del Comité Estatal de Seguridad en Salud con sede en Huejutla.

 Y la influenza

 

Como cada temporada invernal, las autoridades sanitarias ponen a disposición de la población en general la vacuna contra la influenza estacional. Son 650 mil dosis repartidas entre todas las instituciones del sector salud, mismas que se estarán suministrando hasta la segunda quincena de marzo, cuando concluye la temporada de frío.

“Ahora que es temporada invernal tenemos lo que es la vacuna contra la influenza, ya se está aplicando, tenemos un avance del 50 por ciento en la aplicación, desde luego a los grupos vulnerables como lo son niños menores de cinco años, adultos mayores, mujeres embarazadas o personas con alguna enfermedad crónica como diabetes o hipertensión”, mencionó el subsecretario de Prestación de Servicios, José Antonio Copca García.

Según la Dirección de Epidemiologia de la SSA federal, en Hidalgo van seis casos de Influenza AH1N1 y otros del tipo estacional. Ambas cifras son superiores a lo registrado el año pasado pero no representan un riesgo ya que en ambas estadísticas no hubo mayores complicaciones.

Copca García indicó que no hay que bajar la guardia en esta época, pues más allá de la influenza hay otro tipo de enfermedades del aparato respiratorio que pueden afectar a la población si no se cuidan.

Entre las recomendaciones está el lavado de manos y el consumo de frutas y verduras, que son muy simples pero igual de efectivas en la temporada de invierno.

Según datos de la Subsecretaría de Salud Pública, las infecciones respiratorias son la principal causa de atención en los consultorios de medicina familiar, siendo que en diciembre aumenta hasta en 20 por ciento las personas que las padecen.

Para este fin de año, los servicios de salud estatal estarán operando con normalidad, salvo los días festivos cuando habrá guardias en urgencias