Fortalece Copriseh medidas preventivas para temporada de Cuaresma

La titular de la COPRISEH, Rosa Gabriela Ceballos informó que en coordinación con las 17 Jurisdicciones Sanitarias se verifica la preparación y procedencia de alimentos. 

Pachuca

Durante esta temporada de Cuaresma incrementa el consumo de pescado y mariscos, por ello, la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COPRISEH), intensifica acciones de vigilancia en establecimientos que comercializan productos del mar, así como purificadoras de agua y hielo, fuentes formales de abastecimiento de agua.

Al respecto la titular de la COPRISEH, Rosa Gabriela Ceballos Orozco, informó que en coordinación con las 17 Jurisdicciones Sanitarias se verifica de manera permanente la preparación y procedencia de alimentos que se expenden en la Entidad; además de efectuar monitoreo de cloro libre residual, entre otras actividades.

Ceballos Orozco enfatizó que en caso de no cumplir con la normatividad y detectar riesgos a la salud, se aplicarán las medidas de seguridad, incluida la suspensión de actividades. Las principales causas son: deficiencias en el manejo, conservación y etiquetado de productos. Uso de hielo y agua no potable. Deficiencias en infraestructura y calidad del producto.

Cabe señalar que desde el inicio de este programa, se han realizado 12 operativos en los municipios de Pachuca, Mineral de la Reforma, Ixmiquilpan, Tula, Tepeji del Río, El Arenal, Tulancingo, Huejutla, Yahualica, San Felipe Orizatlán, Atotonilco de Tula, Atitalaquia, Tlaxcoapan; donde se aseguró y destruyó producto, además de suspender actividades a 28 establecimientos, por malas prácticas de higiene.

Asimismo, se han realizado 532 visitas de verificación para constatar buenas prácticas de higiene en unidades de producción acuícola, pescaderías, ostionerías y restaurantes; así como tiendas de autoservicio (área pescadería); locales de alimentos para consumo en fondas, cocinas económicas, por mencionar algunos.

CLAVES

Se realizaron 189 muestras de alimentos como hortalizas, cárnicos, lácteos, alimentos procesados, pescados y mariscos, así como agua y hielo.

Se aplicaron 46 aseguramientos y destrucción de productos, equivalente a 3 mil 742 kilogramos de productos como pescado, camarón, almeja, jaiba, charales y ceviche y en puestos semifijos ensaladas, quesos sin etiquetado, pollo crudo, sangre para moronga, salsas crudas, lechuga, fruta picada, aguas frescas y mil 577 litros de agua purificada.

De manera simultánea se repartieron 5 mil 518 materiales de difusión, se impartieron 193 cursos con más de 3 mil asistentes.