Expone Héctor Bitar sus "Jardines Enterrados"

Naturaleza muerta sepultada bajo materiales que evocan la vida misma.
Pétalos de rosas enterrados bajo numerosas capas de pintura acrílica, lacas y esmaltes.
Pétalos de rosas enterrados bajo numerosas capas de pintura acrílica, lacas y esmaltes. (Arturo González Méndez)

Pachuca

Obras que alcanzan el espacio más allá del lienzo, jardines de naturaleza muerta enterrados bajo una combinación de materiales que evocan referencias simbólicas sobre la vida misma, todo se conjuga en Buried Gardens, la primera exposición del arquitecto Héctor Bitar.

Para Héctor Bitar, llamado afectuosamente por sus amigos como el “Doctor Bitar”, la exposición que inauguró la tarde del 3 de octubre en la Galería José Hernández Delgadillo, del Foro Cultural Efrén Rebolledo en Pachuca, es sólo uno de los retos que buscó enfrentar.

El originario de la ciudad de México, pero de padres hidalguenses, conserva una acentuada sensibilidad hacia diferentes expresiones artísticas, y en su exposición buscó reflejar parte de ellas, conjugándolas en una obra compleja por su conformación y su técnica.

Sobre esta exposición, el artista plástico explica que “Cada obra está nombrada en inglés, es una manera de recordar el arte pop de la que está influenciada, cada una de las obras y sus nombres guardan en sí mismas un discurso sobre la devastación de los recursos naturales, y a la vez conforman un encuentro entre distintos materiales, naturales y sintéticos”, explicó durante el recorrido hecho a la muestra en compañía de los invitados especiales.

Buried Gardens es precisamente eso, una serie de jardines de pétalos de rosas, enterrados bajo numerosas capas de pintura acrílica, lacas y esmaltes, el resultado son una serie de cuadros que parecen acercarse al espectador por sí mismas, un volumen que consiguió alcanzar sólo a partir de alejarse del uso de pinceles y técnicas convencionales del arte pictórico.

“Si notan las obras, cada una tiene manchan en el canto, son los escurrimientos que dan muestra del proceso manual de cada una, fue importante para mí resaltarlo pues hoy en día el arte contemporáneo se concibe a partir de un proceso demasiado industrializarlo, y éste es un acercamiento a lo natural.”

Cada una, explica Bitar, es consecuencia de la experimentación con los materiales, cada uno dispuesto para que expresen sus cualidades inherentes e interactúen entre ellos sin conocimiento previo del producto final, por lo que encuentra en su obra entre dos opuestos: el azar y la técnica.

La muestra plástica está integrada por 24 obras, surgidas a partir de una pérdida: “Esta serie se comenzó a dar hace aproximadamente tres años: mi esposa estuvo embarazada y yo le regalé un ramo de rosas de distintos tipos cuando nos enteramos que estaba esperando a un bebé. Después de seis o cinco semanas, perdimos el bebé y yo decidí utilizar estos pétalos de rosa para crear una pieza de arte, un cuadro a partir de este suceso”.

Bitar observa en su formación como arquitecto la principal influencia para el uso de materiales, y como parte de su proceso se encuentran semejanzas con elementos naturales como ríos, lagos, caída de estalactitas, y juegos a partir de la física y las densidades de los materiales: “se fueron dando estas formas de las que yo pienso que son generadas por Dios, formas tan maravillosas que asemejan galaxias”.

Finalmente, dijo que al principio tiene una idea que después se va modificando conforme lo requiera el proceso, entonces el resultado acaba siendo algo muy diferente. “A partir de eso se empieza a generar una serie de piezas donde tú ya eres quien decide las variaciones, también vas aprendiendo de los accidentes, los mismos accidentes los vuelves a emplear para ya generar cosas totalmente intencionales”.

Para Hablar de arte

El 10 y el 24 de octubre el Centro Cultural del Valle del Mezquital y el Centro de Artes presentarán la serie Charlas de Café, como parte de las Jornadas de Artes Visuales, donde los asistentes convivirán con dos importantes artistas plásticos de reconocimiento internacional.

La primera se llevará a cabo el día 10 de octubre en punto de las cinco de la tarde, con José Luis Romo Martín, pintor que ha participado en más de 30 exposiciones colectivas e individuales y ha recibido numerosos premios y distinciones.

Su trabajo se caracteriza por usar las imágenes como signos trasmisores de los hechos reales a los cuales conecta con hechos pasados.

El jueves 24 de octubre, a las dieciocho horas, en el Centro de las Artes de Hidalgo se presentará Gabriel Macotela, pintor jalisciense egresado de la Escuela de Pintura y Escultura La Esmeralda del INBA, fundador de Cocina Ediciones y la librería El Archivero.

Las charlas de café son un espacio especial de diálogo que promueve el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo, abierto al público en general con el fin de crear un ambiente cálido de plática entre creadores y artistas reconocidos y asistentes.