Exigen el servicio de agua potable en fraccionamiento

Hay una denuncia ante el Ministerio Público contra representante de la constructora; les dicen que no tiene sus papeles en regal. 
Los habitantes denuncian irregularidades de la constructora.
Los habitantes denuncian irregularidades de la constructora. (Arturo González)

Pachuca

Vecinos del fraccionamiento Praderas de los Virreyes en Mineral de la Reforma cerraron el acceso al lugar en demanda de agua potable, ya que dicen desde septiembre sólo les llega en forma de tandeo por parte de la CAASIM, la cual se niega a darles contrato ya que el conjunto habitacional no tiene sus papeles en regla.

“Queremos hacer nuestro contrato de agua, y a mí me respondió el director general de CAASIM que es un fraccionamiento no recepcionado y sin infraestructura, sí hay contratos de luz pero no hay ningún recibo que salga con la dirección de Praderas de los Virreyes, salen con Pedregal, Quma, Chavarría”, dijo la representante de los quejosos, Pili Morales.

Aseguró que en la última semana el problema se agudizó cuando la constructora del fraccionamiento les quitó las llaves donde se abastecían, además de que cerraron con candados las bombas de la CAASIM, sin que hasta ahora el organismo les dé respuesta.

“Ya hablamos con el arquitecto Medina, representante de la constructora, pero lo tenemos grabado cuando nos dice que nos corta el servicio a todos. Nosotros queremos llegar a un arreglo, CAASIM va a venir hasta el 30 de enero, estamos consientes de que tenemos que hacer el contrato, pero no podemos sacar el número oficial que da el municipio que no nos dan”.

El grupo acusó a los trabajadores de la constructora de agredirlos, pues según ellos cuando fueron a solicitarles el servicio les echaron una camioneta, resultando herido un niño, situación por la cual ya presentaron una denuncia ante el Ministerio Público.

El grupo de manifestantes era de unas 20 personas, quienes aseguran representar a la mayoría de los habitantes del fraccionamiento, aunque no a todos, pues otro grupo está en contra de sus acciones, como dijo Jenny Hernández.

“Lo que están haciendo es ilegal, nos están obstruyendo el paso y se están metiendo a propiedad privada”, aseguró Hernández, quien exigió liberar la entrada al fraccionamiento.

Después de que toda la mañana el acceso estuviera cerrado llegaron representantes del Gobierno estatal y la CAASIM para mediar con los inconformes.

“Desafortunadamente hay muchos fraccionamientos que de manera ilegal han terminado sus responsabilidades y los heredan a los vecinos. La alternativa es acercarse con CAASIM para regularizarlos, con mucho gusto nos acercamos con ellos en este momento para arreglar el problema”, señaló el director General de Gobierno, Gerardo Reyes.

El encargado de Distribución y Electromecánica de CAASIM, Vicente Granados, señaló que desde el año pasado el fraccionamiento recibe pipas, además de que en horario de 6 a 14 horas hay el suministro a las casas.

El servidor público informó que para regularizarlos, la próxima semana irá personal de la dependencia para darlos de alta en el servicio de agua potable.

 

• • •

 

En línea...

Recuerde observar la fotogalería sobre esta información en:

www.hidalgo.milenio.com/ciudadyregion