Exigen campesinos construcción de obra vial

Campesinos del municipio Chilcuautla protestaron en la sede del gobierno del estado para exigir la pavimentación de vías de acceso a sus comunidades y obras de infraestructura básica.

Axel Chávez

Campesinos del municipio Chilcuautla protestaron en la sede del gobierno del estado para exigir la pavimentación de vías de acceso a sus comunidades y obras de infraestructura básica.

Cerca de 50 personas, con pancartas a la entrada del recinto, pidieron adoquinar las vías que conectan con Los Álamos, Dontzhi, Zacualoya y El Llano, que afirmaron fueron compromisos con el municipio de la administración estatal, en etapa electoral.

Los manifestantes acusaron que desde hace años el gobierno prometió sustituir los caminos de terracería por pavimento y conectar a la cabecera municipal con otros puntos actualmente incomunicados.

Después de estacionar dos autobuses enfrente de Palacio de Gobierno, cuyas inmediaciones eran resguardadas por elementos de las policías municipal y estatal como parte del operativo de seguridad por el programa de encendido del árbol navideño, y tras poco más de 30 minutos de protestas, que incluían consignas contra funcionarios públicos, una comitiva entró a externar su petición y discutir la "falta de apoyos a los campesinos de Chilcuautla" con representantes de la Secretaría de Gobierno.

Apenas el pasado 11 de noviembre, un aproximado de 80 habitantes de las comunidades citadas anteriormente tomaron las instalaciones de la presidencia de Chilcuautla para exigir al alcalde Silvano Ramos López cumpla con la construcción de la carretera Chilcuautla-Tlacotlapilco.

El grupo de inconformes, quienes arribaron a las nueve de la mañana, cerraron con maderas las puertas de la alcaldía y bloquearon la entrada con una banca, asimismo pidieron que al lugar acudiera el edil a fin exigirle la construcción de la vía de comunicación.

Una semana después, tras no recibir respuesta de su municipio, trasladaron su protesta a la capital del estado, para exigir apoyo al gobernador Francisco Olvera Ruiz.