Ex convento de Actopan resguarda Centro de Documentación Regional

El proyecto devuelve la vocación original del lugar, donde por siglos se hicieron estudios históricos, lo que es indispensable.
La Boblioteca NAcional de Antropología e Historia participa en creación del centro.
La Boblioteca Nacional de Antropología e Historia participa en creación del centro. (Cortesía)

Pachuca

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) creo el primer Centro de Documentación Regional en la antigua sala Aurelio Tovar del Ex convento de San Nicolás Tolentino en Actopan, un lugar donde se congregue la evidencia física de la investigación histórica de la parte centro del país.

El proyecto se realizó en coordinación con la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia, un espacio estratégico donde se apoyen los estudios de especialistas y del público en general, con el resguardo de acervos bibliográficos y de mapas propiedad de particulares y del INAH.

"La idea es crear documentación en todo sentido, con mapas fotografías, cartas, actas, además de libro útiles para la investigación, y en un lugar que fue pensado básicamente para el estudio", explicó el delegado del INAH en Hidalgo, Rodolfo Palma Rojo.

Esta sala forma parte de la primera etapa de remodelación del edificio agustino, donde se restauró el deambulatorio, el corredor de estudio y el área de caballerizas, totalmente dañadas por la humedad y el descuido, y que en su ejecución se extendieron por cuatro meses.

El funcionario resalta que este proyecto devuelve la vocación original del lugar, donde por siglos se hicieron estudios históricos, y que rescatar ese perfil resulta indispensable para lo planeado en el edificio novohispano, que en un futuro renovará su sala de etnografía y se instale también un museo sobre la evangelización.

Señaló que el proyecto es grande, con obras trascendentes que implican tiempo y muchos recursos, y que corregir los daños arquitectónicos del edificio demandará del instituto trabajos hasta por cinco años.

Pero al ex convento le aguardan más etapas de remodelación y restauración, que incluirán la apropiación legal del atrio de la iglesia, donado por la persona que lo poseía legalmente con fines comerciales, y el rescate de la capilla abierta y el portal de peregrinos.

"Queremos hacer un Centro Cultural importante, donde no sólo habrá la documentación, también un museo de buen nivel y atractivo. Lo que buscamos es hacer del ex convento un polo de atracción, por ello la necesidad de reparar todo el edificio, con auténticos sistemas aplicados desde el primer día de la construcción"