Instalará ESAp laboratorio de conservación

El director de la institución, Gilberto Pérez Lechuga, dijo que el proyecto conlleva un recurso superior a los 150 millones de pesos y es único en su tipo.
Dentro de las instalaciones se buscará el desarrollo de nuevas opciones de investigación.
Dentro de las instalaciones se buscará el desarrollo de nuevas opciones de investigación. (Cortesía)

Apan

La Escuela Superior de Apan (ESAp) dependiente de la Universidad Autónoma de Estado de Hidalgo (UAEH), instalará un sitio especial bajo tierra, en el cual se trabajará la ingeniería criogénica aplicada a la conservación de unidades biológicas como lo son la sangre y semillas en peligro de extinción.

De acuerdo con el director de la institución de educación superior, Gilberto Pérez Lechuga, el proyecto conlleva un recurso superior a los 150 millones de pesos y es único en su tipo.

"La necesidad por crear este laboratorio, que será único en su tipo en el país nace del interés por conservar para la prosperidad y en estado latente todo tipo de unidades biológicas como lo son: semillas, semen, células humanas y animales así como materiales factible de crioconservarse, ya sea para uso en investigación, recuperación de unidades que están en peligro de extinción o bien solamente para dar servicio a empresas que requieran la refrigeración de sus productos", dijo.

Resaltó que el espacio será utilizado por la universidad estatal para complementar estudios en unidades vivas, investigaciones de los nanomateriales del frío, estudios en la conductividad y también, desde el punto de vista biológico, para el estudio y análisis de todas aquellas unidades biológicas que permitan cuantificar qué sucede cuando se mantiene en estado latente.

El titular de la escuela subrayó que como parte de la instalación del complejo criogénico, que se espera esté listo a mediados de 2015, la ESAp ha iniciado ya la vinculación con empresas que pudieran requerir de los servicios de este, ente las cuales están: la empresa de Cordón Umbilical; la Asociación Nacional de Fabricantes para la Industria de la Refrigeración (ANFIR) y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).

Apuntó que el "búnker criogénico" será manejado por un grupo de 10 investigadores fundamentalmente de las áreas de estudio de Física, Química de los Alimentos, Biología y Materiales.

En cuanto al presupuesto que se emplearán en la construcción del espacio, Pérez Lechuga comentó se obtendrá de forma compartida con recursos gubernamentales de la Autónoma del Estado de Hidalgo, el sector privado y la misma ESAp, quien a través de trabajos de investigación contratados por unidades externas aportará una cantidad de dinero menor.

"Como derivado del convenio de colaboración que recién firmamos con la ANFIR, esta organización acordó otorgarnos equipos de enfriamiento a bajo costo y unidades sobrantes de sus inventarios al saber que este proyecto contempla una tecnología del futuro y con ello se impulsa la creación de carreras emergentes que les permitan a los jóvenes el insertarse en nuevas áreas del mercado laboral", indicó.

Se debe destacar que además entre los avances que muestra el proyecto científico, las autoridades de la Escuela Superior de Apan se encuentran en pláticas con los arquitectos de la UAEH para determinar la extensión del mismo de acuerdo a las necesidades que se tendrán en el terreno de la investigación y conservación.

Se prevé que de llegar a buenos términos el laboratorio deje ingresos favorables para la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, dado que este será de gran importancia en varios sectores productivos.

En lo que a la participación de los alumnos corresponde se sabe que el laboratorio podrá ser utilizado para sus prácticas cotidianas al ser la ESAp una institución que en su plan de estudio conjuga la investigación y la preparación universitaria.

En complemento a la creación del complejo criogénico, en septiembre de este año el plantel educativo de Apan abrirá la Ingeniería en Nanotecnología, que fortalecerá el programa académico de la Ingeniería en Tecnologías del Frío que ya se oferta y ha gustado a los alumnos por la innovación tecnológica que en él se emplean.

Finalmente en la Escuela Superior de Apan se construirán 11 laboratorios más que se planea estén en funcionamiento para el próximo semestre, teniendo una inversión cercana a los 100 millones de pesos.

Recuadro

Según investigadores de la Ingeniería en Tecnologías del Frío de la ESAp, la criogenia es el proceso científico a través del cual se congelan objetos u organismos, utilizando comúnmente nitrógeno o helio líquido en su punto de temperatura más baja, alrededor de -150 Cº.
Al congelarse rápido y a una temperatura extrema, se evita que se deterioren por la acción de virus, bacterias o el ambiente, pudiendo luego recuperarlos sin daños.

La criogenia tiene varios usos, especialmente en el área de la medicina, en donde se le utiliza en cirugías, ya sea para destruir tejidos específicos o evitar hemorragias, bajando la temperatura en la sangre de forma radical, siendo también útil en el tratamiento del cáncer.

A la utilización quirúrgica, se le denomina criocirugía y se utiliza en áreas como la neurología, dermatología, ginecología e incluso cirugía plástica. Los primeros usos, datan de 30 años atrás y se dieron en el campo veterinario, para luego pasar al cuidado de las personas.

En el área biológica, se usa la criogenia para conservar embriones para su utilización posterior, lo mismo ocurre con óvulos, semen e incluso tejidos.

La criogenia también se utiliza en diferentes áreas de la producción, ya que al aplicarla sobre algunos materiales, aumenta su duración y resistencia.