Dulce Armonía, la música como forma de vida

Víctor Manuel Garza tiene una familia de músicos, su esposa y sus ocho hijos comparten con él una vocación, además de una vida de formación donde el arte es un eje.
Sus hijas e hijos le acompañan en el coro, su ingreso a éste no fue una cuestión familiar, aclaran, sino un gusto.
Sus hijas e hijos le acompañan en el coro, su ingreso a éste no fue una cuestión familiar, aclaran, sino un gusto. (Cortesía)

Pachuca

Víctor Manuel Garza tiene una familia de músicos, su esposa y sus ocho hijos comparten con él una vocación, además de una vida de formación donde el arte es un eje.

"La música hace mejores personas, los niños que se relacionan desde temprano con ella crecen con mejores facultades para afrontar retos diarios, desde estudiar o cuando ya ingresan a trabajar, pero sobre todo permite una sensibilidad que se nota del resto de los niños", comentó.

Su vida la divide en dos ciudades, Pachuca y México, en ambas mantiene coros y academias de música donde ha visto el crecimiento de sus hijos, pero también de más niños que junto con sus padres dan testimonio de lo mucho que cambió su vida con la educación artística.

"Incluso muchos resultan mejores estudiantes de los que parecían, no es una regla que al estudiar música o canto, pero sí es una oportunidad de ver cómo los niños aprovechan mejor las lecciones, se entusiasman con el arte y la música construye estructuras mentales que les hace ver el mundo de distinta forma.

Sus hijas e hijos le acompañan en el coro, su ingreso a éste no fue una cuestión familiar, aclaran, sino un gusto, desde luego influenciado por escuchar música siempre, pero es una decisión que tomaron solos.

Mayrim es una de ellas, la joven de dieciocho ahora sabe que no quiere dedicarse siempre a la música, sus intereses se inclinan más por la sicología, que no deja de resaltar las bondades de tener educación artística desde niña, una forma de moldear un carácter más serio, con objetivos claros a corto y largo plazo.

"Representa mucho trabajo y mucho esfuerzo pero vale la pena, la música es como una herramienta y que sirve a muchos como disciplina porque es de constancia, estudiarla puede elevar la autoestima de las personas al ver los logros que se alcanzan después de aprender algo nuevo, son muchos los que alcanzan notas que antes no podían imaginar, la vida cambia después de conocer la música."

El ensamble vocal Dulce Armonía emana de la academia de música del mismo nombre, su calidad les ha permitido presentarse en destacados escenarios del Distrito Federal, como el Palacio de Bellas Artes y el Centro Nacional de las Artes, además de diferentes medios de radio y televisión.

En esta institución preparan a los jóvenes en las materias de canto, piano y teclado, polifonía, solfeo y dan un amplio repertorio musical. Por tal motivo, se han fijado un objetivo: fortalecerlos y elevar sus vidas a través de la música. Asimismo, los estudiantes de esta institución tienen acceso a clases de piano con maestro personalizado, con método basado en lectura.

Víctor Manuel es especialista en canto y técnica vocal individual y en grupo, con un amplio repertorio en música mexicana e internacional, contemporánea e infantil, ha sido ganador en varias ocasiones de concursos nacionales de interpretación federal, representando diferentes instituciones educativas, además de ser galardonado en certámenes de canción popular mexicana o del Himno Nacional Mexicano.

CLAVES

La música hace mejores personas, si se educa a los niños desde temprano con ella, crecen con mejores facultades para afrontar retos diarios, y permite una sensibilidad que se nota del resto de los niños.

Víctor Garza ve en la educación artística una oportunidad para que los niños aprovechen mejor las lecciones, se entusiasmen con el arte y la música, y se construyan estructuras mentales que les hace ver el mundo de distinta forma.

Víctor Manuel es especialista en canto y técnica vocal individual y en grupo, ha sido ganador en varias ocasiones de concursos nacionales de interpretación federal, y galardonado en certámenes de canción popular mexicana.