Diputados del PRI piden la instalación de dialogo para el caso Mexicana

EL Diputado Federal hidalguense Francisco González Vargas dijo que es indispensable preservar fuentes de trabajo, derechos laborales y de seguridad social.
Francisco González Vargas
Francisco González Vargas (Cortesía)

Pachuca

EL Diputado Federal hidalguense Francisco González Vargas, a nombre del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional expuso desde la tribuna un acuerdo de los Órganos de Gobierno de la JUCOPO por el que se exhorta a constituir una mesa de diálogo entre los trabajadores de Mexicana de Aviación y el titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STyPS).

Planteó además constituir espacios de diálogo que permitan proteger a aquellos trabajadores quienes, se han visto obligados a dejar de ejercer su profesión u oficio.

"Con un espacio de esta naturaleza, será más sencillo alcanzar una solución que se traduzca en el respeto a sus derechos laborales y de seguridad social" afirmó el legislador por el Distrito 07 con cabecera en Tepeapulco.

Afirmó que las diputadas y los diputados del PRI desde el inicio de este conflicto que se convirtió en laboral, han abogado por que sea resuelto conforme a derecho, buscando en todo momento preservar las prerrogativas laborales de pilotos, sobrecargos de trabajadores de tierra y para que se deslindaran responsabilidades en caso de que se comprobara una administración fraudulenta en la empresa.

Propuso integrar dicha mesa con trabajadores activos, jubilados, pilotos, sobrecargos y personal de tierra para alcanzar una solución que respete sus derechos laborales y de seguridad social. A la Auditoría Superior de la Federación y a la Secretaría de la Función Pública, solicitó investigar en el ámbito de sus respectivas atribuciones las irregularidades que han tenido lugar en torno a Mexicana de Aviación, a fin de deslindar responsabilidades.

En la discusión del acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) se pidió emprender acciones que apoyen a las más de 8 mil 500 familias afectadas de manera directa, y de modo indirecto a otras 2 mil; quienes además de haber perdido su empleo, se les perjudica con la desaparición de más de 130 millones de dólares que pertenecían al Fondo de Pensiones.