Develan frágil frontera entre prosa y poesía

Reflexiona sobre el corte del presupuesto a nivel nacional respecto a la cultura.
El autor asegura que lo importante son las obvras y no los géneros.
El autor asegura que lo importante son las obvras y no los géneros. (Héctor Mora)

Pachuca

Jair Cortés llegó a Pachuca para impartir un seminario literario donde busca evidenciar que la frontera entre la prosa y la poesía es frágil, y que lo importante son las obras y no los géneros, pero es también la oportunidad para analizar el futuro del libro como artículo, así como las alternativas que hoy tienen los escritores para divulgar sus creaciones.

El seminario Del poema en prosa a la prosa poética, que Jair imparte a partir de esta semana en el Centro de las Artes de Hidalgo, es dirigido a poetas, narradores y ensayistas, y concluirá con un proyecto de libro donde los partícipes develen y cultiven las similitudes entre estos géneros.

"Es revisión panorámica y exhaustiva sobre aquellas características que comparten los géneros entre la prosa y la poesía, y esas diferencias que se establecen y que muchas veces derivan en prejuicios acerca de géneros literarios; muchas novelas explotan un lenguaje poético o muchos poemas también suelen narrativos, lo que pone en dilema al lector común que suele establecer sus gustos por géneros, cuando en realidad no existen los géneros, solamente las obras".

Un autor tan joven y con veintidós años dedicados a la literatura tiene mucho de qué hablar acerca del oficio del escritor, del cómo el mercado o las políticas públicas determinan la posibilidad de publicar en un libro la creación reciente de más escritores, y cómo existen alternativas que cada quien elegirá conforme convenga a su obra.

"Viene una dificultad para los escritores que es interesante reflexionar: hay un recorte presupuestal a nivel nacional respecto a la cultura, aunque ha habido algunos ajustes, yo creo que el publicar no es tanto el problema sino cuáles van a ser los formatos en los que se publica", expuso.

Para Jair lo importante es obedecer el llamado a escribir, hoy con plataformas más accesibles a la mayoría tendrá que ser menos complicado divulgar poesía o prosa, pero tendrán que asumirse responsabilidades a las que antes pocas veces pocas respondían los autores.

"Hay muchos autores que todavía prefieren el libro como tal, en lo personal no soy ningún puritano y creo que el libro va a comenzar a ser desplazado por medios electrónicos, como el blog o los libros descargables ya han desplazado en gran medida al objeto del libro".

Aun así el riesgo que se corre es que exista el libro en un lugar virtual, donde no existe materialmente, pero Cortés asume una posición menos rigurosa, y recuerda que los libros son relativamente recientes en comparación con la historia humana.

"El libro dentro de la cultura humana es un objeto relativamente reciente, la invención de la imprenta no tiene un milenio y ya se escribía: tenemos restos de escritura en tablillas o papiros, y todos esos formatos fueron desplazados pero nunca la escritura; ésta jamás se desplazará, pero sí veremos que un día desaparezcan los libros", comentó.

Esto, según Jair, no ocurrirá rápido ni del todo, pocos podrán ser capaces de leer obras clásicas como La Iliada y La Odisea en un formato electrónico, la vista sería forzada además que la dinámica de estos formatos fomentan la distracción, algo de lo que la literatura debe prescindir.

Ante la falta de publicación en editoriales comerciales o con el apoyo de fondos públicos, los autores tendrán que recurrir a la auto publicación, considera el escritor, pero este fenómeno traerá otra consecuencia: la desaparición paulatina del editor como el buscador de joyas literarias, y más el surgimiento de literatura que en gran medida tenga poca valía creativa.

"Desaparece la figura del editor y con esto se pierden muchas cosas, sin ellos el Pedro Páramo se llamaría Los Murmullos, y habrá que preguntarse qué tanto se publican ocurrencias u obras maduras, lo que nos lleva a una polémica", explicó.

Claves.

"Del poema en prosa a la prosa poética" es el seminario que invita a comprender las diferencias entre poesía y prosa y a develar y cultivar las similitudes entre estos géneros.

Lo imparte Jair Cortés, maestro en Literatura Mexicana que ha publicado durante catorce años, de entre lo que destaca su libro Caza, con el que obtuvo el Premio Nacional de Poesía Efraín Huerta en 2006.

El viernes 7 de febrero se presentará en el Centro de las Artes de Hidalgo su antología Ahora que vuelvo a decir ahora, con la participación de los escritores Mijail Lamas y Diego José.