Deuda con Banobras no afectará finanzas locales

El encargado de la administración y tesorería del estado justificó que si en verdad se quiere incrementar el PIB y obtener más participaciones, la entidad debe invertir en infraestructura.
Afirma el titular de Finanzas del estado, Aunard de la Rocha, que deuda con Banobras no afectará finanzas locales.
Afirma el titular de Finanzas del estado, Aunard de la Rocha, que deuda con Banobras no afectará finanzas locales. (Héctor Mora)
(Axel Chávez)

Pachuca

Aunque la deuda de Hidalgo aumentará de tres mil 646 millones de pesos (corte al 31 de junio de 2013) a más de cuatro mil millones de pesos por el préstamo que solicitó el gobierno estatal al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) para resarcir los daños ocasionados por los huracanes Ingrid y Manuel en infraestructura carretera, de salud, de educación y de vivienda, está dentro del margen de posibilidad de pago de la entidad, que cuenta con solvencia para adquirir un nuevo empréstito, afirmó el secretario de Finanzas y Administración Pública, Aunard de la Rocha Waite.

“En los análisis de planeación financiera que hemos realizado, y de acuerdo a los indicadores del manejo de la deuda, hemos visto que el estado puede tener todavía una deuda de poco más de mil millones de pesos y tener un control sano, porque el nivel de las participaciones nos permite poder hacer frente a estos pagos”, dijo el funcionario estatal, quien aseveró que el recurso anual que reciben por parte de la Federación y la temporalidad fijada para liquidar el pasivo con las instituciones bancarias les permite ser sujetos a más préstamos.

“Como son deudas a largo plazo, por ejemplo el Fonrec (Fondo de Reconstrucción en Entidades Federativas) que solicitamos el año pasado es a 20 años, son pagos muy chicos que no nos afectan en el día a día en la operación del propio gobierno; es decir, todavía tenemos un buen margen, podemos aún solicitar más créditos”. De la Rocha Waite justificó que si se quiere incrementar el producto bruto y obtener mayores participaciones, la entidad debe invertir en infraestructura. “No podemos detenernos. Desafortunadamente fue un desastre natural pero hay que invertirle”, añadió.

Señaló que aunque ampliar el empréstito no es un tema que le preocupe a la actual administración, sí se enfocarán en obtener una buena tasa de interés para que sea menos.

Lograr intereses bajos, explicó, depende de la calificación crediticia que tiene la entidad: “Cada vez que se pide un crédito mostramos todas nuestras cuentas, como se maneja el recurso y dependiendo de ello, quien nos presta el dinero define si somos un estado con finanzas sanas, por eso nos siguen prestando y las tasas se van disminuyendo”.

Para reconstruir los afectaciones que ocasionaron los fenómenos hidrometeorológicos Ingrid y Manuel, el gobierno de Francisco Olvera solicitó mil 928 millones 371 mil 351 pesos del Fondo Nacional de Desastres Naturales, de los cuales la entidad deberá aportar 500 mdp a deuda con Banobras.

Programas a suspender

Aunard de la Rocha Waite informó que el gobierno del estado ha evaluado 127 programas sociales que operan actualmente, para determinar cuáles de éstos no continuarán el próximo año. Esto, como parte del plan de austeridad que propuso el mandatario Francisco Olvera para obtener más recursos, para atender los daños que ocasionaron los huracanes. “Se está analizando cada uno de ellos, ahí nos indica si están bien las reglas de operación, si llega realmente al beneficiario, si se dio el resultado que se esperaba”, comentó el secretario, sin precisar nombres o cantidad de programas que podrían no seguir. Añadió que otra medida de austeridad será no contratar más personal, por lo que las plazas que actualmente están pendientes no se ocuparán hasta que se realice un análisis que ordenó el gobernador. Así mismo, no se adquirirá más parque vehicular en ninguna de las oficinas del Poder Ejecutivo durante el próximo año.