Desempleo, por falta de vinculación con industrias: SEPH

Joel Guerrero Juárez  secretario de la SEPH, ha señalado que esto se debe a la falta de vinculación entre los rubros académico y productivo.
Joel Guerrero, titular de la SEPH.
Joel Guerrero, titular de la SEPH. (Archivo)

Pachuca

La actual oferta de empleo en el estado de Hidalgo no alcanza a cubrir ni 45 por ciento de las vacantes demandadas por la Población Económicamente Activa, (PEA), por lo que solamente 65 por ciento de los egresados de universidades de la entidad consiguen trabajo al concluir su formación profesional, pero el trabajo que encuentran no siempre es dentro del Estado ni de calidad.

Al respecto, el titular Joel Guerrero Juárez ha señalado que esto se debe a la falta de vinculación entre los rubros académico y productivo. Lo cierto es que no se crean los empleos suficientes que demanda la creciente PEA, déficit que se incrementa con el volumen de egresados.

Consideró necesario revisar la situación bajo la que operan las universidades de Hidalgo, para evitar que se abran más planteles y carreras que no den preferencia a los egresados, pues al concluir su formación no encuentran trabajo.

Lo que haría falta es que todos los jóvenes pudieran cursar estudios superiores y no sean rechazados cada periodo por falta de cupo y que al egresar puedan aportar al desarrollo del Estado con la aplicación de sus conocimientos en la vida productiva y científica, señaló Ciro Valencia, investigador de la UAEH.

En el estado existen 107 universidades públicas y privadas, las cuales atienden a 70 mil alumnos, no obstante, la máxima casa de estudios alberga en promedio a 40 mil estudiantes, lo que deja 30 mil para las otras 106 universidades, es decir, un promedio de 283 estudiantes por plantel. Guerrero Juárez ha solicitado a los diputados su apoyo para gestionar más recursos en todos los rubros y obtener mejores resultados en cada uno de los niveles educativos.

Lo anterior en vista de que se destina más dinero para temas como obras públicas o seguridad en lugar de priorizar a la educación y no verla como un gasto, sino como inversión. Pero el problema se agrava si se considera a aquellos que ni siquiera tuvieron acceso a la educación superior.

A nivel internacional, México está entre los Países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, OCDE, con mayor número de jóvenes que no trabajas ni estudian, ocupando el lugar 30. En la actualidad hay 7.8 millones jóvenes mexicanos de 12 a 29 años de edad que no estudian ni trabajan, sobre una población total de 36.2 millones. 5 millones 919 mil son mujeres De esas mujeres ninis, el 72.1 % se dedican a tareas domésticas.

Los jóvenes descritos en esta categoría no pueden ser calificados como perezosos o indolentes, pues muchos de ellos buscan trabajo activamente o se desempeñan en labores del hogar, aunque admitió que el hecho de verse marginados de ciertos espacios de desarrollo sí puede impedirles alcanzar la vida que consideran valiosa o deseable.