Denuncian deterioro en calles de Progreso

Pobladores exigen a la autoridades correspondientes  tomen cartas y procedan a reparar el pésimo estado de las vías de comunicación.
Sede del ayuntamiento.
Sede del ayuntamiento. (Especial)

Progresos de Obregón

Pobladores y comerciantes de la cabecera municipal de Progreso de Obregón, denunciaron el pésimo estado de algunas calles y avenidas, ya que aseguran que muchas de ellas son intransitables debido a la gran cantidad de baches, lo que afecta sus vehículos.

Por ello exigen a las partes correspondientes tomen cartas y en cuanto antes procedan a reparar el pésimo estado de las citadas vías de comunicación.

Sobre todo porque aseguran que se trata de las vías alternar que por necesidad se ven obligados a utilizan para cruzar de Mixquiahuala a Francisco I. Madero.

Ello sin tener que pasar por lo que califican como "el lugar del caos" como es la zona centro de Progreso de Obregón.

Norberto Josué Pérez quien se dedica al reparto de agua purificada y dijo que al transitar por calles es una "vergüenza" tener que pasar por la avenida Ignacio Allende, puesto que cuenta con muchos baches.

Y es que aduce que aparte de que hace lento el paso vehicular para retomar la ruta Progreso de Obregón-Francisco I Madero, causa daños severos a las unidades como desajustes.

Aunado a que afectar la suspensión de los carros sin importar el tipo, cuyos casos indicó el quejoso han sido innumerables sin que haya una solución.

Dijo que los baches en estas condiciones son incontables por lo que es importante que la autoridad municipal por conducto de la dirección de obras pública tome cartas, antes de que esto se convierta en un problema social.

Josué Pérez, opinó que si la autoridad municipal hace caso omiso a este reclamo, tiene más que perder, ya que aduce que existe una ley que ampara al automovilista que ante las malas condiciones carreteras, es responsabilidad del gobierno reparar los daños a las unidades.

En tanto la comerciante en pequeño Laura Elizabeth Cortes denunció que debido la falta de pavimento y ante el paso frecuente de vehículos, se generan polvaredas lo que afecta sus productos: alimentos.