Cuestionan con imágenes arquitectura urbana

El proyecto es una colaboración de los colectivos Aparato, Somos Mexas y The Nomad Network, busca que el espectador aprecie la arquitectura a partir de su relación con el cuerpo y el espacio ...
La idea surgió a partir de The (New) Book of Questions, proyecto de Evangelina Guerra Luján asociado a la Trienal de Arquitectura de Lisboa.
La idea surgió a partir de The (New) Book of Questions, proyecto de Evangelina Guerra Luján asociado a la Trienal de Arquitectura de Lisboa. (Cortesía)

Pachuca

La arquitectura en Pachuca es egoísta, es pretenciosa y no logra entender su lugar, es la posición que Alberto Ortega sustentará con la exposición fotográfica Cuerpo y Territorio, que el Centro de Arte y Filosofía (CAF) inaugurará este sábado a las siete de la noche.

El proyecto es una colaboración de los colectivos Aparato, Somos Mexas y The Nomad Network, busca que el espectador aprecie la arquitectura a partir de su relación con el cuerpo y el espacio social.

La idea surgió a partir de The (New) Book of Questions, proyecto de Evangelina Guerra Luján asociado a la Trienal de Arquitectura de Lisboa, una colección de preguntas hechas alrededor del mundo vía internet, acerca de la ciudad, del territorio, el urbanismo y la arquitectura.

A partir de estos cuestionamientos, Alberto y el resto de los fotógrafos participes decidieron retratar ese tipo de arquitectura al parecer hostil, una reflexión que permitió analizar el paisaje urbano de Pachuca y presentar con esto una exposición.

"A veces no se habla mucho de estos temas, una reflexión a partir de todas las preguntas que se hicieron alrededor del mundo sobre esos problemas específicos que hay en la arquitectura, y trasladarlo a través de una imagen sobre el paisaje aquí en Pachuca, sobre el territorio y el urbanismo. Cada pregunta tiene relación con la imagen, desde la movilidad, hasta cuestiones más poéticas sobre el territorio o sobre la identidad, y sobre la perversidad en la arquitectura", comentó en entrevista Ortega.

Son sesenta fotografías, la mayoría refleja el panorama cambiante de las colonias suburbanas y céntricas de la capital hidalguense, además de los asentamientos periféricos de la zona metropolitana del Distrito Federal, el resultado fue encontrar cómo las sociedades determinan sus espacios a partir del cuerpo, y cómo leyes o tendencias imperantes imponen una estética visual ajena a esta necesidad.

"La arquitectura en esta ciudad delimita el espacio social, es muy egoísta, bastante pretenciosa, no logra entender su lugar. Es visible que la mayoría es una arquitectura ordinaria, hecha por la gente sin la necesidad de diseño, y podemos aprender a partir de esos gestos que hacen y de sus necesidades, para llegar a conclusiones más aplastantes sobre cómo debe ser el diseño urbano de la ciudad", agregó.

Un cuestionamiento fuerte el que hace el arquitecto de 24 años junto con el resto de los fotógrafos que participan de la muestra, que a su ver reflejan las posiciones políticas de quienes habitan el territorio.

"Por eso es que la exposición se llama Cuerpo y Territorio, porque hable acerca de cómo usar el cuerpo como herramienta política para transformar el territorio, esto a partir del andar, o de nuevos modelos de habitación, de entender esa arquitectura ordinaria y ver qué hacer desde el propio cuerpo para habitarla de un modo distinto y lograr transformar algo."

La exposición se inaugura este sábado 14 de diciembre, y permanecerá en exhibición hasta febrero de 2014.

Fotografía y arquitectura

Continúa en el Cuartel del Arte en Pachuca la exposición "Imagen en construcción", una selección de más de 170 fotografías que dio preferencia a las inéditas o las que rara vez son expuestas por la necesidad de condiciones controladas de temperatura e iluminación.

La colección forma parte de los acervos de la Fototeca Nacional del INAH, que muestran desde vestigios arqueológicos de la época, como el edificio La Iglesia de Chichén Itzá, asediado por arbustos y plantas que desbordan la estructura labrada, hasta imágenes de reciente creación, pasando por esas que son testigos del crecimiento urbano de las ciudades a partir del siglo veinte.

Autores como Teoberto Maler, Hugo Brehme, Guillermo Kahlo, Tina Modotti, Abel Briquet o Manuel Ramos aportan imágenes de dos siglos, que sumaron la visión de Jorge Caramillo, Dante Busquets, Ernesto Ramírez y Federico Gama, o David Maawad.

Las muestra reúne edificaciones de todo el territorio para apreciar no sólo las arquitecturas regionales rurales o urbanas, sino también las tecnologías para el registro de la imagen en distintos momentos de la historia, como la albúmina —hoja recubierta con capas de clara de huevo a manera de barniz— tan popular en el siglo 19, o los aristotipos, un papel de impresión con cloruro de plata y gelatina o colodión.