Crisis en la industria golpea a otras áreas económicas

El dirigente del CCEH, sostuvo que esta situación es a nivel nacional, pues en general la crisis ha pegado a grandes y pequeñas desarrolladoras por igual.
Francisco Carreño Romero: “no hay dinero fuerte en el mercado”.
Francisco Carreño Romero: “no hay dinero fuerte en el mercado”. (Héctor Mora)

Pachuca

Dada la crisis por la que atraviesa la industria de la vivienda, las PYMES dedicadas a este sector producen sólo entre 10 y 15 por ciento de lo que comúnmente producían, lo que además ha afectado a otros sectores de la economía, señaló el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Hidalgo, Francisco Carreño Romero.

La contracción en la industria de la vivienda ha “arrastrado” a los sectores que están ligados a esta actividad, lo que ha recrudecido la crisis, señaló el dirigente de este organismo empresarial

Carreño Romero, quien también es empresario de la vivienda, sostuvo que esta situación es a nivel nacional, pues en general la crisis ha pegado a grandes y pequeñas desarrolladoras por igual y a su vez ha impactado en otros ámbitos, ya que el sector de la construcción y de la vivienda, mueven a más de 30 ramas productivas, desde las empresas de materiales, hasta los transportistas.

Dijo que la productividad de las empresas dedicadas al desarrollo de vivienda actualmente trabajan en números muy bajos.

“(La crisis), pues nos viene a repercutir en que hasta las mismas empresas grandotas que llegaron aquí al estado se han visto afectadas y mucho más porque se ve que tienen en la Bolsa problemas graves por las deudas impagables que tienen en este momento, y nosotros como empresas pequeñas, como los constructores de vivienda en pequeño, estamos haciendo, alrededor de un 10 o 15 por ciento de lo que estábamos construyendo como pequeños”, señaló.

Es decir, explicó, al año en el estado se construyen en promedio unas 16 mil viviendas, de las cuales entre 7 mil y 8 mil las hacen las PYMES; sin embargo en este año las pequeñas constructoras en conjunto habrán hecho un poco más de 700 casas únicamente, por lo que acusó de estar apenas sobreviviendo.

“No pues ahorita se supone que hemos estado cubriendo la meta, pero esa meta se ha estado cubriendo porque las grandes empresas ellos han cubierto la cuota de pago, nosotros estamos sobreviviendo realmente”.

Sostuvo que todo esto se debe a que falta mayor subsidio a la vivienda, las nuevas reglas del Infonavit no son muy claras y a que no hay dinero, pues la economía está prácticamente paralizada.

“Eso se ve a nivel, nacional, pero ahora lo vemos en el estado, las constructoras están en los mínimos y realmente la planta productiva se ve disminuida y así estamos ahorita, los sectores colapsados que es el caso de la vivienda”.

“Lo que estaba ofreciendo el gobierno federal como una expectativa de crecimiento que eran los subsidios al frente para las gentes fue reducido, y aparte que se reduce, empiezan a cambiar reglas, dentro del cambio de reglas no son tan claras y lo único que hacemos es seguir retrasando lo que ya debimos de haber hecho”.

Dijo que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señala que el sector de la vivienda vive una contracción del 4.4 por ciento; sin embargo hasta podría ser más, “pues podemos decir que ha sido un año muy complicado para esta industria”.

Asimismo, reconoció que así como la industria de la construcción lo aceptó en su momento, la industria de la vivienda también está viviendo despidos de trabajadores.

“No hay una economía, no hay un dinero fuerte en el mercado porque todos estamos tratando de sobrevivir y de buscar la forma de cómo vamos a estar de aquí en adelante”.

La crisis de las grandes

A nivel nacional, la crisis financiera por la que atraviesan las principales desarrolladoras de vivienda del país provocó que éstas se recortaran sus metas para este año. Empresas como GEO, Urbi, Homex, Sare, Ara han reducido sus operaciones, algunas de ellas registran pérdidas millonarias en la Bolsa Mexicana de Valores.