Crecen quejas contra el director de Cereso en Tula

Familiares de los reos mencionaron que desde hace más de un año les prometieron que cambiaría a Amador Rodríguez  y ahora el argumento es que se encuentra en calidad de interino.

Tula de Allende

Aumentan las quejas contra el director del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tula de Allende, Pedro Amador Rodríguez, ahora por pretender obligar a los reos a que adquieran un uniforme, cuya nueva "disposición", no es bien vista por los presos y sus familiares.

Pues aseguran que no todos cuentan con los recursos económicos necesarios para este objeto.

Los familiares de los presos quienes omitieron sus identidades por razones de seguridad, justifican su queja al señalar que el uniforme no es obligatorio, aparte de que no existe ley o reglamento que estipule esta nueva norma.

Por ello exigen una investigación al directivo y en su caso se aplique una auditoria, ya que dicen tener conocimiento de esta y otras irregularidades.

Mencionaron que desde hace más de un año y medio les prometieron que cambiaría a Amador Rodríguez de la dirección del reclusorio y que ahora les salen con el argumento que se encuentra en calidad de interino.

Tal inconformidad se suma a que hace varios días hiciera un grupo de más de 50 reclusos quienes denunciaron mediante una misiva dirigida al gobernador del estado, José Francisco Olvera, que existe desabasto de medicamentos en la penitenciaria.

Lo anterior trajo como consecuencia que Ricardo Arroyo Vaca de 32 años de edad perdiera la vida.

En una parte del documento, señala que "los compañeros de la celda armaron un escándalo para ser escuchados, ya que su situación empeoró".

Aunado a esto aducen que otro de sus compañeros se encuentra enfermo, por lo mismo que no ha recibió atención médica, ante lo cual temen que se registre una pérdida de vida.

"O acaso esperan otro deceso para tomar cartas en el asunto", se pregunta los presos por medio del escrito el cual es firmado entre otros por César Vázquez, Alejandro Rodríguez, Ambrosio Malpica, José Luis Quezada, y Juan Carlos López.

No estamos dispuestos a seguir soportando tanta humillación o que nos sigan ignorando, señalan los reos, quienes piden la inmediata intervención de la autoridad competente.