Compañía Nacional de Danza, gala dominical

La agrupación del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) es la más representativa de ballet clásico en el país, distinguida también por la calidad de sus montajes de danza contemporánea.

Pachuca

Una gala de ballet que respondió a las expectativas, quienes asistieron la noche de este domingo al Auditorio Gota de Plata, presenciaron una de las mejores actuaciones de la Compañía Nacional de Danza que este año llegó a los cincuenta años de actividad artística.

La agrupación del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) es la más representativa de ballet clásico en el país, distinguida también por la calidad de sus montajes de danza contemporánea, que en su presentación en Pachuca ofreció un programa que incluyó Suite Imperial y El lago de los Cisnes, con música de Iotr Ilich Tchaikovsky.

La compañía trajo a sus mejores elementos para la gala, y en un programa ambicioso ofreció números en parejas, que permitió destacar la calidad artística de las y los bailarines, una presentación que fue bien respondida por el público que logró llenar la planta baja del auditorio.

El Cisne blanco, un pas de deux del Lago de los Cisnes, donde la bailarina regiomontana Greta Elizondo presentó sus mejores cartas a lado de uno de los solistas de la compañía Héctor Jiménez, ganador del Trofeo Arabesque de París y del concurso Nacional de Danza “Gran Premio Terpsichore” de Bélgica.

Diana y Acteón, otro dueto en el que Ana Elisa Mena, la bailarina originaria de Coahuila compartió el escenario con Juan Capellán, uno de los jóvenes bailarines a los que la compañía brindó confianza para presentar retos de la magnitud que representó la función en el Festival de la Diversidad Cultural en Hidalgo.

La presentación de Rosalinda Moeller fue una sorpresa, actualmente es también bailarina en el Orlando Ballet, y su actuación a lado del becario del INBA Jorge Larrazolo con el Festival de las Flores de Genzano, arrancó los aplausos de los asistentes.

La primera solista de la Compañía Nacional de Danza, Mayuko Nihei, interpretó La Muerte del Cisne. La egresada de la Vaganova Ballet Academy, se integró al grupo en 2006, y promovida como primera solista en 2008.

El Corsario fue otro de los duetos. En éste Marta Castrejón y Jesús Torres respondieron a la convocatoria de la compañía, al igual que en Azúcar, donde nuevamente la pareja conformada por Greta Elizondo y Héctor Jiménez destacaron.

Éste último repitió aparición a lado de Mayuko Nihei con Don Quijote, pieza previa antes de un gran final a cargo de Rosalinda Moeller, Nayely Quiroz, Ana Elisa Mena, Jorge Larrazolo, Héctor Jiménez y Juan Capellán.

Esta es la compañía de ballet clásico más representativa a nivel nacional por su conformación, sus dimensiones y su repertorio. Representa al país con lo mejor de la danza clásica, contemporánea, nacional e internacional.

Es una agrupación versátil que constantemente amplía el desarrollo de sus creativos, dedicada a la búsqueda y perfeccionamiento del arte de la danza en todas sus especialidades. Actualmente cuenta con 73 integrantes.

Recientemente, la Compañía Nacional de Danza (CND), agrupación del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) festejó con el público de la Ciudad de México su aniversario cincuenta, años durante los cuales ha impreso un estilo propio y representad al país en diversos escenarios internacionales.

Orgullo e historia

El origen de la Compañía Nacional de Danza se remonta a 1963, cuando se creó el Ballet Clásico de México al fusionar los grupos independientes además del Ballet de Cámara del que se encargó Nellie Happee y Tulio de la Rosa.

La primera función del Ballet Clásico de México fue un acontecimiento en la vida artística y cultural de México, por fin se había dado reconocimiento oficial a la danza clásica. En sus primeros 10 años personalidades de prestigio internacional de la danza clásica estuvieron al frente del Ballet Clásico de México. Es el caso de Ana Mérida, Felipe Segura, Enrique Martínez, Tulio de la Rosa Michael Lland, Clementina Otero, Víctor Moreno, Miro Zolán y Job Sanders, quienes consolidaron la técnica, conformando y ampliando el acervo coreográfico con obras internacionales y creaciones de coreógrafos mexicanos.

En 1974 se consolidaron las bases para conformar una gran compañía, lo que motivó que se denominara Compañía Nacional de Danza. El 2 de septiembre de 1977 se instituye por decreto presidencial.

Han estado al frente de la compañía personalidades como Guillermo Arriaga, Patricia Aulestia, Susana Benavides, Nellie Happee, Carlos López, Ignacio Toscano, Fernando Alonso, Ricardo Calderón, Horacio Lecona, Cuauhtémoc Nájera, Darius Blajer, Sylvie Reynaud y la actual directora Laura Morelos.