Centro Cultural Catarsis inaugura exposición de pintura

La actividad que más ha llamado la atención es la realización de un círculo de lectura al que ya han llegado escritores que han ganado premios a nivel nacional. 
Se inauguro muestra de pintura.
Se inauguro muestra de pintura. (Archivo )

Pachuca

El Centro Cultural Catarsis inauguró este viernes la exposición Cuestión de Color, del pintor Carlos Torres, una actividad más que se suma a los esfuerzos de este colectivo por divulgar y apoyar el arte independiente.

El Centro Cultural Catarsis surgió como una iniciativa para dedicar el espacio disponible, tato físico como en disponibilidad, que poseía Juan Pablo Fernández Trigueros cuando regresó a Pachuca en 2009 al concluir sus estudios, hoy ofrece presentaciones editoriales y actividades artísticas que organiza en colectivo con más personas que se sumaron al proyecto al paso del tiempo.

A este tiempo no imaginó la aceptación que ha tenido el proyecto, que da uso a una casa que su familia poseía en la calle Navarro Cardona de la colonia Doctores, un espacio rodeado de un barrio de Pachuca, al que acceden vecinos y universitarios en busca de un espacio propio.

"La idea es que la gente que quiera incorporarse se agende y se sume sin ningún problema, y hay actividades que ya no son propiamente en el espacio, pero que tratamos de coordinarlas y la ciudad ya la ha ido aceptando", comenta Juan Pablo.

Sus estudios fueron en Artes Plásticas, por eso la inclinación de hacer de su casa un espacio para el arte, pero al paso de los años se sumaron otras iniciativas que fortalecieron el proyecto, y considera que le brindaron una mejor forma.

También ha servido como galería para los jóvenes que quieren exponer sus trabajos, y en un principio también fue un foro de conciertos, pero la molestia de los vecinos por el ruido hizo desistir en el proyecto, "tampoco queremos incomodar a la gente, el proyecto es para fortalecer lazos sociales, no para lastimarlos".

Una de las iniciativas que asumieron en el Centro Cultural fue la de realizar un tianguis de truque, pero la actividad que más ha llamado la atención es la realización de un círculo de lectura al que ya han llegado escritores que han ganado premios a nivel nacional a presentar sus publicaciones, y resultan sorprendidos por el entusiasmo y el lugar donde se convive.