Celebran con Suspiros de carne y hueso en Cenhies

Todo el CENHIES se convirtió en un pueblo donde la convivencia de vivos y muertos se respiraba en cada esquina.
Hubo coreografía de calacas.
Hubo coreografía de calacas. (Cortesía)

Pachuca

Estudiantes de la Licenciatura en Diseño Gráfico del Centro Hidalguense de Estudios Superiores celebraron su "Segundo Festival de Día de Muertos, Suspiros de Carne y Huesos", una exploración visual contemporánea, con el propósito de reflexionar sobre la muerte y la vida.Alumnos y docentes de los diferentes semestres desarrollaron un evento multidisciplinario, así como la representación escénica y cuyo concepto general fue "Pedro Páramo" del escritor Juan Rulfo.

En dicha puesta en escena todo el CENHIES se convirtió en un pueblo donde la convivencia de vivos y muertos se respiraba en cada esquina.

Efectos especiales, trabajo actoral y propuesta de escenografía y toques característicos del Día de Muertos marcaron la noche del jueves y parte de la mañana de hoy viernes
con un toque nostálgico.

Asistentes y comunidad fueron sorprendidos por una coreografía de calacas con cabezas gigantes y un par de mojigangas revolucionarias de cartón. Cabe señalar que la mayor parte de los materiales eran de reuso fomentando en los alumnos la premisa de la responsabilidad ecológica como parte de las actividades de formación académica dentro de la institución con sede en la capital hidalguense.

Dicha propuesta estética que retomó el espacio interno para construir una exposición con fotografías, pinturas y proyecciones alegóricas al día de muertos; los organizadores invitaron a todos los asistentes a participar en una feria con juegos de suerte.

Con esta intervención colectiva, los organizadores buscaron crear conciencia sobre el valor de la literatura, la cultura y el trabajo en equipo.