Celebra Omar Fayad aprobación de 140 años de prisión a los secuestradores

El Sistema Nacional de Seguridad Pública informó que, entre 2012 y 2013, se registraron 2 mil 754 secuestros en México.
Omar Fayad Meneses, presidente de la Comisión de Seguridad del Senado de la República.
Omar Fayad Meneses, presidente de la Comisión de Seguridad del Senado de la República. (Arturo González)

Pachuca

Tras la aprobación de las reformas a la Ley General para Prevenir y Sancionar los delitos en Materia de Secuestro y el Código Penal Federal, el presidente de la Comisión de Seguridad en el Senado de la República, Omar Fayad Meneses, informó que con esto se manda un mensaje a la sociedad de que se atiende el flagelo de la inseguridad.

De acuerdo con el senador, el pleno del senado votó con 61 votos a favor, 22 en contra y 5 abstenciones para reformar los artículos la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro y el Código Penal Federal, con lo que quienes cometan este delito podrán pasar hasta 140 años en prisión.

El Sistema Nacional de Seguridad Pública informó que, entre 2012 y 2013, se registraron 2 mil 754 secuestros en México.

"Con el incremento de penas no estamos hablando de venganza, de no respetar los derechos de los delincuentes; estamos mandando un mensaje a la sociedad de que nos preocupa la inseguridad en la que viven, y haremos lo que esté a nuestro alcance para regresarles la tranquilidad y preservar el orden público", informó Fayad.

El dictamen se votó, luego de que en la sesión previa, antes del periodo vacacional, la bancada del PRD reventara la sesión, negándose a registrarse en el sistema de votación.

Con esto, si la víctima de un secuestro pierde la vida, los autores enfrentarán una pena "de 80 a 140 años de prisión y una multa de doce mil a veinticuatro mil días de salario mínimo vigente (smv)", establece la reforma a la Ley General para Prevenir y Sancionar los delitos en Materia de Secuestro, aprobada en sesión este día.

Se propone establecer esta pena a las conductas delictivas que en la actualidad tienen una gran proliferación y representan un daño extremo para las víctimas del secuestro, que inciden directamente en el ánimo de la sociedad mexicana.

La condena será de cincuenta a noventa años de prisión y de cuatro mil a ocho mil días de multa de smv, cuando en el secuestro se actúe con violencia o en forma organizada.

Así mismo, la reforma prevé castigar a quien simule su propio secuestro o el de otra persona, reciba dinero a sabiendas de su procedencia, ayude a los secuestradores u oculte información del delito.

Serán castigados también los servidores públicos que divulguen información asociada con un secuestro o formen parte de una institución de procuración o impartición de justicia y no denuncien un delito. Según el dictamen, el límite máximo de la duración de la pena de privación de la libertad hasta por 60 años contemplada en el presente artículo, no aplicará para los delitos que se sancionen con lo estipulado en la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro Reglamentaria de la fracción XXI del Artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, cuya duración máxima será la que marque dicha ley.