Municipios de Hidalgo Carecen de protocolos ante siniestros

En los alrededores de las seis plantas de Pemex no existen Atlas de riesgos, aseguró la Comisión Especial de Prevención, Conservación y en su caso Restauración del Medio Ambiente

Hidalgo

El municipio de Tula de Allende, donde se ubica la refinería Miguel Hidalgo de Petróleos Mexicanos, no tiene actualizado su Atlas de Riesgo, además de que no cuenta con protocolos para reacción en caso de siniestros asociados con las actividades de las empresas nacionales asentadas en su territorio.

Tampoco existe un procedimiento publicado que prevenga sobre lo que deben hacer las poblaciones que rodean las instalaciones energéticas de la paraestatal, en caso de fugas de gas o de derivados del petróleo.

Lo anterior lo comprobaron los integrantes de la Comisión Especial de Prevención, Conservación y en su caso Restauración del Medio Ambiente en las Entidades Federativas donde se ubican Instalaciones de Pemex, quienes revelaron que ninguno de los municipios donde se encuentran las seis plantas procesadoras de crudo, en Cadereyta, Nuevo León; Ciudad Madero, Tamaulipas; Minatitlán, Veracruz; Salamanca, Guanajuato; Salinas Cruz, Oaxaca, y Tula, cuentan con atlas de riesgo que identifique las zonas susceptibles de recibir daños por los embates de los fenómenos naturales y enumera las medidas de mitigación previas a la ocurrencia de una catástrofe, las cuales sirvan para evitar los daños, minimizarlos o resistirlos.

En su oportunidad, la presidenta de la Comisión, Rocío Adriana Abreu Artiñano, consideró importante asesorar e informar a esos ayuntamientos para la elaboración de planes de prevención, mientras que la diputada Mirna Hernández Morales reveló que Pemex no ha enviado al Congreso la información requerida sobre accidentes y situaciones de gravedad que se han presentado en los últimos meses.

En Hidalgo, sólo Pachuca, Tulancingo y Tlaxcoapan cuentan con Atlas de Riesgo. El resto de los 81 municipios no están obligados a hacerlo, ya que son autónomos.

Sin embargo, legisladores y autoridades de Protector Civil han exhortado a los cabildos para contar con este documento de prevención.
Tula, además de la refinería, es sede de una planta termoeléctrica de CFE, entre otras empresas.