Caifanes vuelve a Pachuca después de 19 años

Cerca de 9 mil personas asistieron al ITLA Fest, busca ser considerado uno de los eventos artísticos más importante en la ciudad.
El más grato recibimiento lo recibieron los Caifanes que llegaron al escenario ya pasando las nueve de la noche.
El más grato recibimiento lo recibieron los Caifanes que llegaron al escenario ya pasando las nueve de la noche. (Cuartoscuro)

Pachuca

El recinto ferial de Pachuca recibió a los miles de aficionados de Caifanes, que llegaron para un concierto esperado después de diecinueve años, tiempo que sirvió sólo para germinar multitudes de fieles seguidores que corearon cada estrofa de una banda cuyo último disco se grabó hace dos décadas.

Una cálida bienvenida para la legendaria banda mexicana que supo colocar en el gusto de todos el rock hecho en el país, música que burló fronteras para encontrar acogida en públicos de toda América y de Europa, y que en su regreso a Pachuca se encontró con nuevas filas de seguidores, algunos incluso que conocieron un grupo separado, y que el reencuentro permitió apreciar en vivo su propuesta.

Cerca de 9 mil personas asistieron al ITLA Fest, un festival de música organizado por el Instituto Tecnológico Latinoamericano, que busca ser considerado uno de los eventos artísticos más importante en la ciudad, y para ello apuestan en congregar a destacados exponentes del rock mexicano.

El más grato recibimiento lo recibieron los Caifanes que llegaron al escenario ya pasando las nueve de la noche, con la misma propuesta que desde hace treinta años los caracteriza.

En conferencia de prensa, los integrantes de la icónica banda confirmaron que se grabaron las presentaciones hechas en el Palacio de los Deportes, y que después de dos años y medio de gira ya llega el momento de pensar en un disco en directo, e incluso de regresar al estudio para grabar de nuevo.

La gente ya coreaba para dar la bienvenida a los de la Ciudad de México, mientras que en el audio se escuchaba una percusión como preámbulo a una presentación íntima de una banda entrañable en México.

Todos son clásicos para una banda así, todas fueron coreadas por miles de fanáticos que en momentos opacaban la voz de Saúl Hernández, y que convirtieron al foro en el centro de un encuentro íntimo, casi místico.

Julieta Venegas ya había cautivado al público con su interminable lista de canciones que son clásicos de la música mexicana actual, una presencia en el escenario que destaca por sencillez, y un peculiar estilo que le ha valido ya el reconocimiento en distintos foros.

Propuestas musicales nuevas en ITLAfest

El ITLA Fest fue espacio también para propuestas musicales hidalguenses, que previo al concierto compartieron sus proyectos y aspiraciones a corto y largo plazo.

Toucher fueron los abridores del festival, el grupo originario de Tula de Allende busca abrirse paso en el mercado musical con una propuesta que mezcló ritmos latinos con rock y pop, y que a golpe de trabajo se van colando en festivales y conciertos masivos en el estado.

Pero en la música hay veteranos y jerarquías, y el segundo grupo, Margoth, es uno de los principales exponentes del metal en Pachuca, con una producción discográfica que planean llevar por todo el país en un gira, aunque en esta ocasión desaprovecharon la oportunidad al interpretar en su mayoría covers.

A ambos les tocó calentar un escenario atacado por el aire frío de la ciudad, pero el baile y gritos son una buena fogata en un concierto, y las sillas en las áreas VIP estorbaron ante las propuestas que pocos asistentes habían escuchado antes.

El festival es un evento que a pesar del dinero invertido tendrá que trabajar más para permitir que el público que asista disfrute mejor del espectáculo, pues la disposición del escenario impide que los que accedieron a entrada general escuchen y vean a sus grupos, y es algo que se percibe ya en el boletaje, pues la presente edición fue menos concurrida que las anteriores.