Beneficio a la salud de aceites vegetales obliga a impulsar su producción

Muchos componentes que se encuentran de manera natural en los aceites vegetales tienen propiedades beneficiosas para la salud que sirven para tratar una gran cantidad de enfermedades. 
Esperan que se produzcan en mayor cantidad.
Esperan que se produzcan en mayor cantidad. (Especial)

Pachuca

Debido a los beneficios para la salud que tienen las propiedades de los aceites vegetales, es necesario impulsar y aumentar su producción en Hidalgo, así lo afirma Juan Guerrero Castillo, académico de la Universidad Tecnológica de la Huasteca Hidalguense (UTHH).

Muchos componentes que se encuentran de manera natural en los aceites vegetales tienen propiedades beneficiosas para la salud que sirven para tratar una gran cantidad de enfermedades, que van desde el síndrome del intestino irritable hasta las enfermedades hepáticas crónicas, afirma; de ahí que la producción de aceites vegetales funcionales constituye un sector con mucho futuro.

Existe gran cantidad de principios activos que se han identificado en las semillas oleaginosas, muchos de estos componentes se encuentran todavía en el aceite de cocina o de ensalada, mientras que otros desaparecen parcial o completamente durante el proceso de refinado, explica.

La vitamina E es un poderoso antioxidante y los aceites vegetales constituyen una de las fuentes principales de esta sustancia. Además el aceite vegetal se compone de ácidos grasos como el linoleico, que es un ácido graso poliinsaturado que permite reducir el nivel de colesterol, y el ácido alfalinolénico también tiene efectos en la salud del corazón. El ácido ricinoleico es el principio activo del aceite de ricino y es un estimulante laxativo.

Recientemente, dijo, se habla mucho de las margarinas enriquecidas con esteroles, ya que permiten reducir el nivel de colesterol, pero también los niveles naturales de fitoesteroles presentes en muchos aceites vegetales como el de maíz, el de germen de trigo y aceite de oliva, pueden contribuir a reducir considerablemente el nivel de colesterol.

Otros componentes beneficiosos se extraen y se concentran a partir de derivados del proceso de refinado, como los betacarotenos, la vitamina K, la fosfatidilcolina, que se usa en el tratamiento de enfermedades hepáticas, y la fosfatidilserina, empleada fundamentalmente en la prevención del deterioro cerebral.

El académico plantea que estos componentes en los aceites vegetales pueden usarse en la elaboración de nuevos aceites vegetales con niveles reforzados de principios activos beneficiosos para tener un impacto notable en la salud, dada la cantidad de aceite de cocina y de ensalada que se consume.

Sugiere que combinando los conocimientos de científicos, biólogos, agricultores y empresas alimentarias, es posible elaborar aceites vegetales con un precio razonable y niveles más elevados de ingredientes funcionales. "Teniendo en cuenta que la mayoría de la gente utiliza aceites vegetales para cocinar, los beneficios para la salud, como la reducción de las enfermedades cardiacas, podrían ser considerables".