Ayuntamiento ha notificado tres mil multas del programa Destino Seguro

Del total de las nueve mil multas existen seis mil multas por notificar, mientras que tres mil más ya han sido notificadas. 
José Manuel Mayorga Sánchez.
José Manuel Mayorga Sánchez. (Héctor Mora)

Pachuca

Desde el inicio del programa Destino Seguro en el mes de diciembre de 2013 hasta inicios del mes de febrero se han levantado nueve mil multas de transito por conducir a exceso de velocidad, señaló el secretario de seguridad pública de Pachuca, José Manuel Mayorga Sánchez.

Agregó que del total de las nueve mil multas existen seis mil multas por notificar, mientras que tres mil más ya han sido notificadas, comentó

La multa por exceder los límites de velocidad en avenidas y bulevares de Pachuca según el reglamento de tránsito oscila entre los 10 y 15 salarios mínimos es decir entre los 700 y 957 pesos.

El secretario adelantó que con la aplicación del programa de Destino Seguro se ha reducido considerablemente los accidentes aunque dijo desconocer la cifra exacta, pues será dentro de seis meses cuando se realizará un comparativo entre 2013 y 2014.

El mando de la policía municipal de Pachuca comentó que tan solo en el 2013 se registraron nueve personas fallecidas a consecuencia de los accidentes automovilísticos al conducir a exceso de velocidad.

Destacó que las vialidades en donde se registran mayores incidentes es en el bulevar Luis Donaldo Colosio, Felipe Ángeles, Nuevo Hidalgo y Everardo Márquez principalmente en horarios durante la mañana 7:00 horas hasta las 10:00 horas y por la tarde noche entre las 17:00 horas y 21:00 horas.

Las autoridades informaron que la artería más peligrosa para circular durante el año pasado fue el bulevar Felipe Ángeles, donde se registraron 65 lesionados y dos decesos; le siguieron el Río de las Avenidas con 35 lastimados; bulevar Colosio tuvo 30 heridos y dos muertos. Las otras defunciones fueron una en el bulevar Nuevo Hidalgo, otra en el bulevar Santa Catarina y tres en diferentes puntos de la capital.

Por estas cifras, la presidencia municipal argumentó que era necesario renovar el programa del radar. Así surgió el programa "Destino seguro", donde se instalaron cámaras con medidor de velocidad para detectar quiénes no respetaban el límite.

Durante los primeros meses de operación del programa "Destino Seguro" las autoridades concientizaron a los automovilistas a no exceder el límite de velocidad de 80 kilómetros por hora a través de notificaciones, sin multa, sin embargo a partir del primero de enero del 2014.