Atienden a 11 mil en Centros de Desarrollo Humano

El objetivo de esta administración es la instalación de siete centros, siendo que a la fecha hay operando cuatro. 
Centros de Desarrollo Humano
Centros de Desarrollo Humano (Cortesía )

Pachuca

A más de un año de su puesta en marcha, los Centros de Desarrollo Humano del Sistema DIF Hidalgo han atendido a más de 11 mil personas, cifra que esperan suba este 2014 con la apertura de nuevos centros, señaló la titular del área, Laszlo Egry Bulnes.

“Dentro de las acciones que se ejecutan en estas áreas se encuentra la impartición gratuita de pláticas, talleres, cursos y conferencias a todos los miembros de las familias, ello a través de personal especializado y calificado que la institución capacita de manera constante, para cubrir las necesidades de los usuarios”, aseguró el funcionario.

El objetivo de esta administración es la instalación de siete centros, siendo que a la fecha hay operando cuatro, esto en los municipios de Tizayuca, Pachuca, Actopan y Tula que por su ubicación dan servicio a las demarcaciones con alta densidad poblacional, conforme al Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016.

Los centros más nuevos son los de Actopan y Tula, lo cual permite que la red atienda en promedio a 300 personas al día, esperando que en 2014 se abra por lo menos otro para que en 2015 se concluya con los siete comprometidos por esta administración.

“Las temáticas que se abordan en las actividades son distintas, entre las cuales destacan las relaciones interpersonales, violencia, promoción de la salud, prevención del delito, sexualidad, comunicación, vocación educativa, manejo de emociones, valores, asertividad, entre otros.

“El objetivo es Mejorar las habilidades y desarrollar capacidades individuales y familiares, para optimizar la integración familiar”, añadió Egry Bulnes.

En estas instalaciones, los jóvenes pueden encontrar asesorías sobre bullying y el cutting, dos acciones que provoca lesiones en ellos, ya sea por parte de otras personas o hachas contra sí mismos. El cutting es una autoagresión donde quienes lo practican se cortan la piel con una navaja u objeto afilado, como una forma de superar la ansiedad que les producen sus problemas.