Atienden derrumbes en la Huasteca y en la zona Otomí-Tepehua

Por lo que afecta a la zona Otomí-Tepehua, el secretario Jesús Romero dio a conocer que por la lluvia constante se encontraron deslaves en la carretera Santa María Temascalapa en Huehuetla.
La Cuadrilla de Conservación de Carreteras trabajó en esta afectación provocada por la humedad originada por las lluvias.
La Cuadrilla de Conservación de Carreteras trabajó en esta afectación provocada por la humedad originada por las lluvias. (Cortesía)

Pachuca de Soto

Debido a las lluvias del fin de semana pasado, el Secretario de Obras Públicas del Estado, Jesús Romero Quintanar, aseguró que un derrumbe de 4 mil metros cúbicos, afectó la vía San Felipe Orizatlán, camino que comunica al tramo Pachuca-Huejutla, vía San José Coacuilco, municipio de Jaltocan.

Señaló que la Cuadrilla de Conservación de Carreteras trabajó en esta afectación provocada por la humedad originada por las lluvias.

“Ha sido constante y se espera que el fin de semana próximo, se abra el paso para que los habitantes de la región se trasladen de manera normal hacia la zona de Tamazunchale, que son los que más transitan por esta vía de comunicación”, informó la SOPOT.

Por lo que afecta a la zona Otomí-Tepehua, el secretario dio a conocer que por la lluvia constante de hace dos días, se encontraron deslaves en la carretera estatal Santa María Temascalapa en Huehuetla, altura del kilómetro 20, hubo un deslizamiento de lodo con poco volumen; y en la vía rural de Santa María -Cerro Chico –Linderos en el kilómetro 4, existe un derrumbe de 15 metros cúbicos, y aseguró que la cuadrilla de limpieza, dejará también para el fin de semana limpio y libre la circulación a automovilistas.

Jesús Romero, recordó las lluvias que dañaron a Hidalgo por el Huracán Ingrid, y la SOPOT atendió de forma inmediata las principales vías que afectaron a las distintas comunidades de la entidad,. “Parte de las primeras acciones fue abrir camino a las localidades afectadas para no dejar ninguna aislada de la comunicación”, dijo.

En segundo término, para atender la contingencia de las fuertes lluvias, informó el funcionario estatal, fue formular los presupuestos, es decir, se realizaron todos los expedientes de afectación para lograr rehabilitar los caminos y puentes afectados con trabajos urgentes, y no dejar poblados incomunicados para que las familias afectadas siguieran su vida normal.

Destacó Romero Quintanar, que el recurso de Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), “La primera parte se aplica para los primeros auxilios, es decir, parte del recurso es para el retiro de escombro y derrumbe, lo que comprende rehabilitación de zonas rurales incomunicadas; y ya una vez concluida esta etapa, cercana a los 44 millones de pesos, el gobierno del estado, aún trabaja en la reconstrucción de obra de infraestructura con poco más de 900 millones de pesos para atender a las entidades afectadas”.