Arquidiócesis lleva mensaje de paz a los enfermos terminales

Apoyaron 945 dispensarios, acompañantes de enfermos y ministros de comunión.
Destacan labor de la iglesia.
Destacan labor de la iglesia. (Horacio Rodrigo)

Tulancingo

En la Arquidiócesis de Tulancingo fue llevada a cabo la Jornada Mundial de la Salud en donde se destacó la ayuda de 945 dispensarios, acompañantes de enfermos y ministros de comunión que se encargan de acercar la religión católica a enfermos terminales.

José Luís Moreno Enríquez, coordinador diocesano de Caritas Pastoral Social, explicó sobre la importancia de que la iglesia católica cuente con personas que realizan esta labor para llevarles esperanza y paz a personas que por alguna razón padezcan de una enfermedad incurable como es el cáncer en su fase terminal o el VIH SIDA.

De forma simbólica fueron entregados medicamentos y bastones para que los dispensarios llevaran este mensaje a las personas en esta situación y sigan de cerca las actividades de la fe católica.

Moreno Enríquez informó que entre las funciones que desempeñan estas personas, se encuentran el visitar a los enfermos en los hospitales para llevarles, el Evangelio de cada semana, la comunión, palabra de Dios de perdonar a sus enemigos y sean absueltos de sus pecados.

"Es una labor loable que hacen estas personas, enfermeras, agentes pastorales, dispensarios, que difunden estas acciones con el objetivo de que los enfermos terminales queden libres de pecado y tengan paz en esta etapa de su vida", comentó.

Señaló que de cada una de las 90 iglesias que pertenecen a la Arquidiócesis de Tulancingo, cuentan con por lo menos 15 dispensarios, que a sus vez cada uno brindan este servicio espiritual a mas de 50 personas en hospitales, casas de la tercera edad y centros de rehabilitación.

"Estas personas por su condición de enfermedad no pueden ir a misa o estar cerca de Dios Nuestro Señor en esta última etapa de su vida y los dispensarios se encarga de visitarlos para de forma personal dárselas", comento.

Señaló que con motivo del año jubilar de la Arquidiócesis de Tulancingo, esta es la primera vez que se les realiza un evento de estas características, sin embargo debido al éxito obtenido, hay la posibilidad de que se empiece a realizar año con año.

"Además de reconocerles su trabajo humanitario que llevan a cabo, también es una buena oportunidad para que más personas lleven la palabra de Dios a los enfermos, todos nos han preguntado y se han mostrado interesados en que se sigan llevando a cabo estos eventos", explicó.

Asimismo se les solicitó a los dispensarios llevar un mensaje de esperanza a los enfermos para que de la misma forma participen y lleven a cabo este servicio, siempre que se los permita su condición física.

"No son solo personas de la tercera edad a las que se les dan estos servicio, hay niños, jóvenes, madres de familia que por cualquier circunstancia se encuentran enfermos y que por ende requieren de una esperanza que les permita vivir tranquilos y una de ellas es también ayudar a los demás enfermos sin que esto represente un sacrificio", especificó.

CLAVES

Entre más actividades de este año jubilar, se espera que el 20 de este mes se dictará una conferencia para analizar la realidad intraeclesiástica, en donde se informará de la encomienda de la Arquidiócesis así como la forma en como se lleva a cabo.

Para finalizar estas actividades, el próximo primero de mayo se llevará a cabo la pastoral social, donde se abordarán temas que tienen que ver con la forma en como los creyentes han ido integrándose a las actividades religiosas.

Asimismo informó que los objetivos son recobrar la misericordia y caridad en cada uno de los católicos de la región.