Amenazan campesinos de la zona de Tula con tomar oficinas de Conagua

Los productores acusan que el Estado de México se queda con el agua de sus cultivos.
Piden retomar las mesas de diálogo para verificar el problema de sustracción  de agua de riego agrícola.
Piden retomar las mesas de diálogo para verificar el problema de sustracción de agua de riego agrícola. (Archivo)

Tlahuelilpan

Usuarios de aguas negras de varios municipios de la región de Tula, exigieron a la delegación estatal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) retomar las mesas de diálogo para verificar el problema de sustracción de agua para riego agrícola por parte del Estado de México, ya que aseguran que esto afecta su producción.

El presidente del Comité Hidráulico del Módulo de Riego Tlamaco-Juandhó, Rosendo Cruz Rufino, dijo que si en un plazo corto no hay una respuesta a sus peticiones tomarán las oficinas de la Conagua en la ciudad de Pachuca.

Lo anterior con el fin de ejercer presión a funcionarios de la dependencia federal para que cuanto antes atiendan esta petición, pues dice, que es importante revisar la sustracción de aguas en el Estado de México para tomar alternativas de solución.

Cruz Rufino, asegura que este tipo de acciones ha mermado el volumen de agua para uso agrícola, trayendo como consecuencia reducción en la producción agropecuaria, especialmente maíz.

Ante cientos de usuarios de aguas residuales, el líder campesino insistió en que urge atender la sustracción de agua, antes de que esto se convierta en un problema grave de salud.

Por su parte, Aquilino Gutiérrez García, comisariado ejidal del municipio de Tlaxcoapan, coincidió con Rosendo Cruz en el aspecto de que "el Estado de México está sustrayendo el agua".

Esto, debido a que "cuenta con muchos bombeos por que el cuándo fue gobernador Enrique Peña Nieto les puso bombeos con el 50 por ciento de la energía eléctrica".

Según el líder de los labriegos ha hecho que "nos han bajado los volúmenes de riego en el estado de Hidalgo".

Por lo mismo "nos sentimos afectados en esta forma de que ya es tandeada cuando antes se agarraba el agua; si nos sentimos afectados por los bajos volúmenes", agregó.

Gutiérrez García, consideró que la demanda de los labriegos es que haya un reparto equitativo, en razón a que "no nos conviene" la sustracción.

Asimismo, dijo que entre los estragos que han sufrido es que "las cosechas las hemos sentido: han bajado las producciones".

Detalló que hasta hace varios años las tierras que daban 10 toneladas (actualmente) dan siete, por lo que al paso que van "vemos riesgo que las cosechas bajen la producción en tiempos de estiajes".

En este año ya no se sembraron 115 hectáreas, declaró y agregó que "desde el año pasado fuimos castigados y ya no sembramos".

Desde luego que nosotros exigimos más volumen de agua, puntualizó, y aseguró que en la actualidad reciben 19 metros cúbicos por segundo, cuando lo que demandan es de 25 metros por segundo.

Lo que estamos pidiendo es la modernización de ese volumen, ya que afirma que es obsoleto de ahí que en otoño e invierno casi no hubo agua.

Por eso "nos seguimos sintiendo afectados en los volúmenes, por eso su demanda de revisión de los títulos entre los del estado de México e Hidalgo.

De no haber una respuesta a sus peticiones, el comisariado ejidal dijo que la opción será manifestarse en la sede de la Conagua en Pachuca.