Alista reporte ambiental por daños de ATC

La proespa prevé sanciones por daños al medio ambiente y a la calidad de vida de la población.
La empresa de agroquímicos se encuentra fuera de operación.
La empresa de agroquímicos se encuentra fuera de operación. (Martín Anaya)

Atitalaquia

La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente de Hidalgo (Proespa) emitirá un dictamen sobre el siniestro ocurrido en 2013 en la empresa de Agroquímicos ATC ubicada en Atitalaquia, en el cual se prevén sanciones por daños al medio ambiente y a la calidad de vida de la población.

De acuerdo con el procurador ambiental, Salvador Aguilar, la empresa donde ocurrió la explosión actualmente se encuentra fuera de operación puesto que está en etapa de verificación de la cuantía a aplicar en cuestión de multas.

"Tenemos que considerar los daños ambientales y por lo mismo estamos haciendo un trabajo conjunto con la delegación la Profepa aquí en Hidalgo para que de manera coordinada tengamos los elementos suficientes para poder determinar la sanción", afirmó.

Señaló que: "por lo que respecta a nosotros ya estamos en el análisis concienzudo para poder emitir la resolución".

Reconoció que en su momento la población aledaña al parque industrial mostró su preocupación por las emisiones contaminantes y los efectos que tendría en la salud.

Dijo en que la actualidad la población puede estar tranquila por lo mismo que la fábrica de agroquímicos se encuentra fuera de operaciones debido a que se encuentra sujeta a un proceso.

Por ejemplo, Aguilar Rivera citó que "no tiene los trámites ambientales por parte de la secretaria".

Insistió en que la dependencia a su cargo se encuentra en proceso de análisis de la situación legal de la empresa ATC, para en los próximos días emitir un dictamen correspondiente y las sanciones a las que se hará acreedora.

Dejo entre ver que los principales motivos por los que actuaran como procuraduría es por del daño ambiental causado durante el siniestro.

Lo anterior, independiente a lo que determinará en su oportunidad la delegación e Hidalgo de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

José Salvador Aguilar Rivera, informó por otra parte que personal de la procuraduría del medio ambiente estatal realizo en días pasados una supervisión en algunos bancos pétreos que están aún costado de la carretera Tula-Jorobar en el municipio de Atotonilco.

El objetivo es para ver que estén operando bien y vigilar que cumplan con las normas, tomando como base, dijo las políticas ambientales.

Es un trabajo ordinario que estamos haciendo como todos los días abundando en esta región de Tula, declaró, el procurador de medio ambiente.

Confesó que la procuraduría de medio ambiente tiene un promedio de treinta días para emitir un dictamen y conocer cuáles son las irregularidades que pudiera tener o si están cumpliendo con las normas ambientales estas empresas.

Sobre todo porque asegura que para esta zona del estado se trabaja en la construcción de un nuevo polo de desarrollo, y es por ello que "estamos con la idea de poner y orientar a los industriales e inversionistas".