Agentes federales aseguran cocaína y mariguana

Los cateos realizados por la policía adscrita a la PGR en Hidalgo derivaron de investigaciones generadas a partir de denuncias ciudadanas sobre la venta de drogas en aquellos municipios.
No hubo detenidos.
No hubo detenidos. (Cortesía)

Pachuca

La Policía Federal Ministerial aseguró envoltorios de cocaína y mariguana durante el fin de semana tras realizar varios cateos en viviendas de los municipios de Tulancingo y Pachuca, aunque sin personas detenidas.

Los cateos realizados por la policía adscrita a la Procuraduría General de la República (PGR) en Hidalgo derivaron de investigaciones generadas a partir de denuncias ciudadanas sobre la venta de drogas en aquellos municipios.

El primero de los cateos se realizó en la ciudad de Tulancingo el pasado jueves durante la tarde en las inmediaciones de la colonia Francisco I. Madero, donde vecinos informaron que en el lugar acudían diversas personas en actitud sospechosa quienes sólo permanecían algunos minutos y posteriormente se retiraban.

Los agentes realizaron las indagatorias correspondientes y obtuvieron una orden de cateo a un domicilio en obra negra ubicado entre las calles 16 de septiembre y el siete de febrero.

Al llegar al lugar, los agentes localizaron objetos para la medición de la droga, principalmente mariguana, además de imágenes de adoración a Satanás, aunque no se reportaron personas detenidas, por lo que los objetos y envoltorios asegurados fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la Federación para que realice el pesos total de las drogas aseguradas.

Mientras, el pasado domingo la Policía Federal llevó a cabo otro cateo a un costado del mercado en la colonia Aquiles Serdán en la capital hidalguense en donde también fueron asegurados envoltorios de cocaína y mariguana, aunque tampoco se registraron personas detenidas.

Ambos dispositivos se implementaron con personal de la décimo octava zona militar en Hidalgo quienes proporcionaron seguridad perimetral, mientras los agentes intervinieron en los domicilios, los cuales fueron denunciados de manera anónima sobre la venta de drogas.