Acusan a funcionario municipal por privación de la libertad

El alcalde, Miguel Ángel López Hernández, dijo que derivado de esto su subordinado está siendo investigado por la contraloría.
Presidencia municipal
Presidencia municipal (Archivo)

Tlaxcoapan

Pier Jordán García Ibarra, director de Desarrollo Urbano, Catastro y Tenencia de la Tierra de Tlaxcoapan, se encuentra sujeto a investigación luego de que fuera acusado y denunciado penalmente por pobladores de Doxey, de ordenar a la fuerza pública la privación ilegal de la libertad a un matrimonio incluida una menor de edad.

El alcalde, Miguel Ángel López Hernández, dijo que derivado de esto su subordinado está siendo investigado por la contraloría, por lo que en su momento se determinará situación de García Ibarra.

El gobernante reveló que ya mantuvo acercamiento con familiares de las víctimas quienes hicieron una serie de señalamientos contra el titular de desarrollo urbano.

Y es que en su momento los familiares de los agraviados pidieron al edil la destitución del funcionario para que enfrente la acción de la justicia.

Lo anterior toda vez que sobre él pesa una denuncia penal bajo en numeral de la averiguación previa 12/DAP/010/2014, misma que se encuentra radicada en la mesa número uno a cargo Víctor Manuel Pórtela Ortiz.

Se habló con ellos (los denunciantes) yo les pedí que me aportaran los elementos para que yo tome una determinación, afirmó al respecto el alcalde, quien sin embargo sostuvo que el escándalo ocurrido a principio de este mes pudiera ser más "una acción entre particulares".

Espero, asegura que "es denigrante hacia la autoridad que los policías ministeriales hayan actuado", tal y como lo señalan las víctimas.

López Hernández, informó que "se trata de darle salida y conciliar", motivo por el cual manifiesta que "está en análisis ese asunto y está tomando cartas".

De cualquier funcionario si tiene negligencias y si es responsable de una acción que vaya en contra de la legalidad tiene que pagar las consecuencias, afirmó el alcalde.

Lo anterior al aclarar que, "yo no meto las manos al fuego por nadie que caiga en esa situación de irresponsabilidad e ilegalidad".

Agregó que la contraloría interna, es quien lleva el caso del funcionario, razón por la cual asegura "estaremos atentos a los resultados".

Marina Lugo Vargas y Luis Ángel Correa Mora, denunciaron que el martes 7 del mes en curso fueron aprehendidos por elementos de la Agencia de Seguridad e Investigación, quienes sin mediar palabras ni mostrar alguna orden, los privaron de la libertad.

Señalan que la madre del funcionario Marcela Ibarra les imputó un robo de 150 mil pesos y de algunos objetos de valor.

Ante esto niegan categóricamente tales señalamientos, al tiempo que calificaron un exceso de la fuerza pública por prestarse a esta situación, "violatoria de las garantías", indicaron.