Acusan a dirigente de Morena por predio

De acuerdo con la víctima en los últimos días las personas mediante engaños a las autoridades han pretendido apoderarse del predio ubicado en la comunidad de Motobata.

Mixquiahuala

Irma Olvera Hernández, dirigente en el municipio del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y su marido Fernando Jiménez Oropeza, así como el excandidato a la presidencia municipal de Mixquiahuala, Rogelio Cruz Cruz, fueron acusados de pretender despojarle a un particular una parcela con pruebas falsas.

Y es que de acuerdo con la víctima Ausencio Jiménez Encarnación, en los últimos días la perna de persona mediante engaños a las autoridades tanto agrarias como judiciales han pretendido apoderarse del predio ubicado en la comunidad de Motobata.

El agraviado quien ya presentó una demanda contra los supuestos agresores, teme por su integridad ya que asegura que ha recibió una serie de amenazas.

Sustentó su queja al señalar que cuenta con los documentos que avalan la cesión de derechos parcelarios reconocidos legalmente ante el Registro Agrario Nacional (RAN).

Aunado a esto, el agraviado, recordó que el terreno el disputa le fue heredado por su padre José Jiménez Hernández.

Jiménez Encarnación indicó a que al año pasado mediante engaños e intimidaciones Fernando Jiménez y la dirigente de Morena, han intentado despojarle del terreno.

Quien reconoce que no sabe leer ni escribir, informó que ya recurrió a un grupo de abogados para que realicen la defensa jurídica de la propiedad.

Sobre todo por el asegura que Fernando Jiménez en su momento intentaron engañar a las autoridades judiciales al pretender hacer un cambio de identidad (nombre) con el fin de asumir la batuta del terreno.

Sin embargo dijo que gracias a la oportuna intervención de su defensa jurídica se logró comprobar que se trataba "algo montado".

Informó que ya procedió penalmente contra las señaladas, ya que insiste que cuenta con las pruebas palpables que justifican la propiedad.

Agregó que ya también presentó una queja en la visitaduría regional con sede en Tula de Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo, puesto que asegura que no permitirá que por capricho de unos cuantos se le despoje sus tierras.