Abrirán lecherías en municipios de la Cruzada Nacional contra el Hambre

Ernesto Vázquez Baca, delegado de Liconsa Hidalgo mencionó que en las zonas donde se está aplicando la Cruzada de forma más intensa es en en San Bartolo Tutotepec, Yahualica y Huehuetla.
Estas zonas son en donde se aplica más intensamente la Cruzada .
Estas zonas son en donde se aplica más intensamente la Cruzada . (Cortesía)

Pachuca de Soto

A fin de erradicar la pobreza alimentaria mediante el programa de la Cruzada Nacional contra el Hambre del gobierno federal, la gerencia estatal de Liconsa anunció que se abrirán cuatro lecherías en San Bartolo Tutotepec, Yahualica y Huehuetla para atender a cerca de seis mil beneficiarios.

Ernesto Vázquez Baca, delegado de Liconsa Hidalgo mencionó que estas zonas son en donde se está aplicando la Cruzada de forma más intensa; la primera lechería estará ubicada en la comunidad de San Juan de las Flores, en San Bartolo Tutotepec, que favorecerá a 160 hogares, representando a 400 hidalguenses y dejarán de recorrer 6.8 kilómetros, distancia en que se encuentra el expendio más cercano.

Seguida de la localidad de Tlachiyahualica, en Yahualica, que beneficiará a 300 familias con un total de 700 integrantes.

Mientras se abrirán dos, cada una en la comunidades de San Lorenzo Achiotepec y El Ocotal, en Huehuetla, registrándose 500 hogares con mil 300 favorecidos.

Ernesto Vázquez Baca, puntualizó, que cerca del 40 por ciento aumento el número de lecherías Liconsa en estos tres municipios, ya que en San Bartolo Tutotepec había cuatro; en Yahualica tres y Huehuetla dos.

En total, en los municipios señalados se repartirán, mensualmente, más de 15 mil litros, coadyuvando a la nutrición y economía de la familia.

Vázquez Baca, indicó, resulta trascendental coadyuvar en el fortalecimiento alimentario de los hidalguenses, primordialmente, los que viven en los municipios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, porque una familia nutrida refuerza el desarrollo económico y cultural de un estado.

OPINIONES

El pasado 22 de enero la Presidencia de la República dio a conocer el “Decreto por el que se establece el Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre”. Este sistema se inspiró en el programa “Fome Zero” (Hambre Cero) implementado por el Presidente Lula da Silva en Brasil durante 2003, el cual busca eliminar la indigencia y sus efectos.

De acuerdo con Oliver Azuara Herrera, miembro de la red de expertos de la organización México Evalúa, el decreto y las recientes declaraciones de quienes son los responsables de su implementación generan dudas de la efectividad del sistema para cumplir los propósitos con los que fue anunciado.

Señaló que resolver el problema de pobreza alimentaria va más allá de una campaña o “cruzada” y depende de muchos factores, particularmente de un mejor desempeño económico, una mejor calidad educativa, condiciones mínimas en los hogares para desarrollar capacidades cognitivas y afectivas, así como de incentivos para integrarse a la nueva economía.

Recordó que esta no es la primera vez que existen iniciativas para eliminar la pobreza alimentaria mediante programas, estrategias y demás instrumentos burocráticos. Citó que el último ejemplo de iniciativas gubernamentales para acabar con la pobreza alimentaria tuvo lugar durante la administración de Vicente Fox.

En mayo de 2003, el presidente dio a conocer el “Pa’quete Alcance” el cual se enfocaría en atender a la población que vivía en las comunidades más dispersas, pequeñas y pobres del país. Esta iniciativa fue modificada para alinearse con la política social que

había demostrado efectividad hasta entonces, Progresa-Oportunidades, recuerda Oliver Azuara Herrera en el texto “Cruzada Nacional contra el Hambre: dudas y preocupaciones”.