Weinstein Company: del acoso a ¿empresa incluyente?

Según el sitio especializado The Wrap, la empresa será renombrada y tendrá habitaciones para amamantar, comidas gratuitas y será un espacio abierto.
Harvey Weinstein fue expulsado de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas este sábado.
Harvey Weinstein fue acusado por más de 100 mujeres de acoso sexual. (Especial.)

Ciudad de México

Además de cambiar de dueños y nombre, la Weinstein Company tendrá habitaciones para amamantar, comidas gratuitas para sus empleados y se transformará en un espacio incluyente y abierto.

Luego de que su anterior propietario y productor Harvey Weinstein fue señalado por más de 100 mujeres de acoso sexual durante 40 años, los proyectos de la empresa se paralizaron y otras compañías y personas con las que colaboraba retiraron su apoyo.

TE RECOMENDAMOS: Mujeres inversionistas buscan comprar Weinstein Company

La publicación especializada en entretenimiento, The Wrap, reveló que luego de que dos grupos de mujeres inversionistas se interesaron por adquirir la Weinstein Company, la propietaria inminente será Maria Contreras-Sweet, quien trabajó con el ex presidente estadunidense Barack Obama en la Administración de Pequeños Negocios, y establecerá un fondo para víctimas de acoso de miles de millones de dólares.

The Wrap citó a una fuente cercana que afirmó que Contreras-Sweet contribuirá al fondo con unos 20 millones de dólares.

El espacio tendrá habitaciones privadas para que las mujeres que tengan bebés puedan amamantar, ofrecerá tres comidas al día y el lugar será abierto, además de que la empresa será renombrada y hay tres posibilidades para el nuevo nombre: Wonder Hill (en referencia a la colina donde están las enormes y famosas letras de Hollywood), Assembly Hall o Creative Trade Studios.

TE RECOMEDAMOS: Demandan a Harvey Weinstein por intento de impedir investigación

Aún no se sabe si las nuevas integrantes del equipo que dirigirá la empresa se integrarán o reemplazarán a la junta actual conformada por Bob Weinstein, Lance Maerov, Richard Koenigsberg y Tarak Ben Ammar.



ALEC