Cada vez que hablo de mis proyectos me brillan los ojos: Sabo Romo

El productor, que llevará Rock en tu idioma sinfónico al Festival Pal’ Norte en Monterrey, habló del éxito que denota que a 30 años del movimiento estén más vigentes que nunca; adelantó que este ...
Sabo Romo forma parte del concepto.
El músico empezó su nuevo concepto el año pasado. (Clasos)

México

Tras platicarlo, acordarlo e imaginarlo entre sus cuates, en agosto de 2015 escuchar a la Camerata Metropolitana bajo la dirección de Felipe Pérez Santiago y al coro Euterpe unirse a la sensibilidad de Jorge La Chiquis Amaro (Neón y Fobia) Arturo Ybarra (Rostros Ocultos) y Gasú (Los amantes de Lola) para materializar el concepto Rock en tu idioma sinfónico hizo que a Sabo Romo le brillaran los ojos "como pasa siempre que hablo de proyectos".

Brillo que en los últimos días se ha incrementado ante "uno nuevo", como define al compromiso de llevar su concepto musical al Festival Pal' Norte, que en su sexta edición se celebrará el 15 y 16 de este mes en Monterrey.

Acompañado de músicos que dejaron huella en los 80 con su ritmo, tal es el caso de Leoncio Lara, Bon (Bon y Los Enemigos del Silencio), Marciano (Los Enanitos Verdes), Kazz (Los Amantes de Lola) Piro (Ritmo Peligroso), Rafa y Luis Bolín (La Unión) seguirá haciendo historia con un concepto que dio pie a la conjunción de un grupo de bandas que, en su momento, repudió a la industria, de la que ahora recibe su respaldo para sonar entre las nuevas generaciones.

Todo indica que el concepto que iniciaron simplemente como una idea entre cuates sigue dando muy buenos frutos; después de las buenas ventas de Rock en tu idioma sinfónico, ahora su dirección apunta al Festival Pal' Norte, donde compartirán el escenario con grandes y muy versátiles bandas, como 50 Cent, Enrique Bunbury, J. Balvin, Los Fabulosos Cádillacs, Natalia Lafourcade, Los Auténticos Decadentes, ¿lo esperaban?

¡Hazme favor! Hasta donde nos ha llevado la travesura que iniciamos hace 36 años; pues si bien es cierto que en agosto se materializó la idea de tomar un puñado de canciones, recrearlas con una orquesta de 50 músicos, con un coro espectacular sinfónico de 20 cantantes y los arreglos maravillosos de Felipe Pérez, también es cierto que esto empezó hace más de 30 años desde esa década en la que empezó a escucharse el rock en español.

¿Cómo surge eso a lo que tú llamas travesura?

Se nos ocurrió a Eliseo Reina, que es mi mánager, mi socio, mi amigo y me salva la vida cuando es necesario, literalmente. Pues se nos ocurrió en el 2008 o 2009, pero por diferentes acciones no habíamos podido concretarlo, y luego en 2010 le da un infarto; y en 2011 retomamos la historia de Los Caifanes y así empezaron a pasar un montón de cosas que hicieron que el proyecto quedara de lado; hasta que el año pasado volteamos a vernos y volvimos a planear todo para que nuestro sueño se materializara.

El sueño ya rebasó las expectativas, considerando que el material salió a la venta en noviembre y para enero ya tenían disco de platino; sobre todo si consideramos que hoy en día ya no se venden discos...

Sí, teniendo en cuenta lo vapuleada que está la industria, este es un disco que se ha desplazado bien en muchos sectores. Y sobre todo que no estrictamente es consumido por nuestros contemporáneos; la gente que nació en los años 70, o en los 60, sino que es consumido por quien quiere acercarse a nuestra música. Porque no hay que olvidar una cosa, que me parece esencial, y es que estas canciones a pesar de que tienen 30 años por lo menos; hoy para mucha gente joven son nuevas. Entonces, que se acerquen a ellas, que las disfruten y se hagan parte de todo esto, que vayan a los conciertos, es absolutamente sensacional.

La conjunción de estilos, de protagonistas y de amantes de un género ya es una realidad que se materializó en el disco, incluso que ha ido más allá, pues se ha convertido en todo un concepto, ¿qué tan fácil fue manejar los egos o es cierto que en el rock todos se tiran buena onda?

Y hay quienes no, pero eso me parece que no es exclusivo del rock en español o del rock en el idioma que sea. Afortunadamente yo que tengo una carrera que me he dedicado a entretener durante los últimos 35 años de mi vida, procuro estar al margen de esas cosas, porque a estas alturas de la vida demostrarle a alguien que ha hecho uno o de que es capaz no creo que vaya por ahí.

El tema estrictamente es que toda esta obra es nuestra y tan nuestra que hacemos exactamente lo que se nos da la gana y lo vamos a hacer le guste a quien le guste, y a quien no le guste.

Y simple y sencillamente, como artistas, como creadores de obras, pues obviamente estamos expuestos a eso y a muchas cosas más; la gran ventaja es que nos la suda; es decir, nos da exactamente lo mismo, porque afortunadamente no dependemos de ese sentido, como de la buena o de la mala onda del entorno, porque la mejor prueba es que todos los que estamos involucrados en esto seguimos vigentes, y seguimos haciendo un montón de cosas. La Unión está de gira todo el tiempo, Los Enanitos Verdes están de gira y con disco el año pasado, y los Rostros Ocultos igual, y así funciona esto.

Tú también eres parte de la historia de Caifanes y de Jaguares, ¿qué hay con esos compromisos?

Jaguares está en stand by desde hace algunos años; y desde hace cinco años hemos tenido mucha actividad con Caifanes. Hemos estado tocando prácticamente todos estos años en un proceso que nos ha sorprendido mucho en la cantidad de gente joven que se ha sumado, que va a los conciertos.

Y toda esa reacción de la gente nos sigue motivando para continuar, de hecho este año estaremos estrenando un nuevo disco para el segundo semestre de 2016; ojalá que así suceda porque también Caifanes dentro de toda esta dinámica, sí es nuestra casa, nuestra banda de la que estamos orgullosos y enamorados, pero afortunadamente nos permite hace un montón de cosas independientes. Por ejemplo, Saúl está tocando mucho con Mortal, su segundo disco solista, y Alfonso está tocando Mar rojo, su segundo disco de solista; y Diego está haciendo cosas ocasionalmente con Música en silencio, que es un trabajo increíble que hizo de piano; y yo, pues, sigo produciendo, sigo tocando con mis amigos, y haciendo un buen de cosas.

Has dicho que cada quien tiene su punto de vista, ¿cuál es el tuyo en torno a los dimes y diretes que han tenido Saúl Hernández y Alejandro Markovich relacionados con el nombre de Caifanes?

A mí el rollo de las polémicas y de las situaciones encontradas no me atraen y lo más honesto que puedo decirte al respecto es que con estas cosas, pueden ver que estamos vivos, que no todo es color de rosa, que no todo es como estar en un nicho llenos de flores, pasan muchas cosas porque la convivencia es complicada.

En un grupo te enfrentas a 4, 5, 6, o 7, o las que sean de personalidades fuertes, demandantes, conscientes y claras de lo que quieren y de lo que están esperando que suceda hacia adelante, pues obviamente empiezan estos chismes, los dimes y diretes.

Yo soy responsable de lo que digo y no de lo que quieran entender; entonces, insisto, puede gustarme o no, puede parecerme o no, yo siempre voy a defender mi punto de vista y siempre lo voy a externar; y no a todos les va a gustar, pero me parece que es la mejor forma de estar sano internamente.